¿Por qué todavía existe el hambre?

Si producimos alimento para 12 mil millones de personas, ¿por qué todavía existe el hambre?

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), actualmente se produce en el planeta alimento necesario para satisfacer las necesidades de 12 mil millones de personas. Y si consideramos que la población mundial se integra por aproximadamente 7,000 millones de habitantes, resulta casi inexplicable que alrededor del 15% de esta población siga padeciendo hambre. Pero el hambre no es una fatalidad inevitable que afecta a determinados países. Las causas del hambre son políticas. ¿Quiénes controlan los recursos naturales (tierra, agua, semillas) que permiten la producción de comida? ¿A quiénes benefician las políticas agrícolas y alimentarias? Hoy, los alimentos se han convertido en una mercancía y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un segundo plano. Tras analizar brevemente el escenario alimentario del planeta podemos confirmar que, lamentablemente, es un rubro controlado por un reducido grupo de corporaciones trasnacionales. Estas crecen, procesan y distribuyen un considerable porcentaje del alimento que se consume en el mundo, y fijan sus precios a partir de un criterio simple: estrategias de mercado orientadas a generar mayores dividendos, sin tomar en cuenta el impacto que estas tienen para la población mundial, en especial para los habitantes de los países económicamente más vulnerables.

Fuente: http://pijamasurf.com/2011/07/%c2%bfsi-producimos-alimento-para-12-mil-millones-de-personas-por-que-todavia-existe-el-hambre/

Comentario de Todos Juntos:

Hemos llegado a tal nivel de progreso, que podríamos proveer fácilmente a toda la población mundial con lo necesario para suplir  sus necesidades básicas, como alimentos y ropa. Por el momento, podemos prometernos prosperidad corporal en todas las áreas y podemos resolver muchos de nuestros problemas, pero al mismo tiempo la mitad de la población mundial se muere de hambre y la otra mitad está sufriendo de depresión y perdiendo el deseo de vivir, como en Europa, donde no hay problemas de alimentación, pero hay otros sufrimientos. No importa qué logros tengamos en cuanto al suministro de alimentos, en la industria pesada y ligera y en la alta tecnología; éstos no mejorarán en absoluto nuestro estado. Tecnológicamente podemos hacer maravillas, pero no podemos usarlas para beneficio de la humanidad. El ser humano es el único impedimento para ello, la naturaleza del hombre es lo único que debe cambiar. Si las personas se sienten como familiares, ellas no sentirán que son muchas, si se aman como en una familia, no habrá miembros innecesarios y la Naturaleza nos proporcionará todo. El problema no está en la reducción de la población por la fuerza, sino en la educación adecuada.



Deja tus comentarios aquí: