¿Por qué un bebé no requiere agua?

La leche materna contiene más de 80% de agua, esta es la primera razón porque la que un bebé no requiere tomar agua mientras es amamantado en forma exclusiva. Por otro lado, el agua es líquido no nutritivo, esto quiere decir que no le aporta nada a nuestros bebés más allá de la hidratación y esto ya lo hace la leche materna. Además, les causa una sensación de llenura que retrasa la demanda del pecho —ya hemos explicado en otras ocasiones que a mayor demanda y succión, mayor producción.

Pero ahora voy con las razones de salud, en especial para las mamis que dicen que un poquito de agua no hace daño. Dar agua a los bebés que reciben lactancia materna exclusiva sobrecarga los riñones de líquido disminuyéndole su capacidad de hacer el trabajo correctamente.

Estudios demuestran que la disminución del consumo de leche materna en bebés es del 11% a causa de la satisfacción que sienten por el agua, esto puede causar que los pequeños estén desnutridos aunque llenos.

Suplementar con agua aumenta los riesgos de enfermedades estomacales, en especial la diarrea, por mucho que la hiervas, siempre habrá factores externos para su suministro que la pondrán en contacto con agentes que la producen, incluso la misma agua, en especial si vives en países subdesarrollados. La leche materna es una fuente segura de agua potable.

Si ofrecemos el pecho a demanda, día y noche, sus necesidades de agua estarán perfectamente atendidas y estarás previniendo enfermedades en tus hijos.

El agua extra, que no proviene de la leche materna, es líquido muy valioso cuando iniciamos alimentación complementaria, pero antes no beneficia en nada, por el contrario, puede perjudicar.



Deja tus comentarios aquí: