¿Por qué yoga?

El yoga se ha convertido en una actividad relativamente popular en esta era. Estos días resulta normal ver gente en la calle con sus mats de yoga, yendo o regresando de alguna clase, algo que no era común antes. A pesar de esto, no todo es positivo en la comercialización que se ha hecho del yoga en nuestra era. Tal como lo denuncia el documental Yoga Inc., esta masificacion del yoga ha conducido a una tergiversación de las enseñanzas originales de esta ciencia.

Aceptando la inevitable corrupción que eventualmente iba a ocurrir (recordemos que el yoga data de hace más de 5.000 años) al alterar su esquema original de difusión, me parece importante recordar el propósito original del yoga con el fin de rescatar su esencia original. Así como para un viajero que entra a una agencia de viajes, el paso inicial para comprar un pasaje es saber adónde se quiere ir, debemos preguntarnos lo mismo con el yoga. Para qué hacer yoga, ¿qué buscamos con su práctica?

patanjaliPara responder a esta interrogante, debemos dirigirnos al responsable de formalizar el yoga en el medio escrito, Patanjali (300 A.C.). Antes de Patajali, por miles de años, las enseñanzas del yoga se transmitían de maestro a discípulo, a estudiantes estrictamente seleccionados para salvaguardar el conocimiento divino, la ruta hacia la realización personal. Patanjali compiló las enseñanzas del yoga en sutras, versos equivalentes a las parábolas de Jesús. Veamos el sutra que define al yoga:

Yoga  chitta vritti nirodaha

 que se traduce como: “La unión con dios se logra mediante la cesación de los movimientos de la mente”. Según el yoga, la mente constituye la barrera que nos separa de nuestra realización espiritual, y al controlarla logramos fundir nuestro espíritu con el del Alma Universal, lo que la gente llama Dios.

Para nuestra fortuna, Patanjali nos dejó no sólo el objetivo, sino cómo conseguirlo. Pero el control de la mente es realmente la parte final del camino, para llegar a ella, primero debemos conquistar lo más burdo, el cuerpo físico. El Hatha yoga es la rama del yoga que nos muestra el camino para conquistar el cuerpo físico. El yoga que comúnmente se practica en occidente está basado en el Hatha yoga.

El Hatha yoga promueve el control y desarrollo del cuerpo físico a través del cultivo de la conciencia corporal. Según Patanjali, la conciencia corporal nos conduce hacia la introspección, la cual nos prepara para nuestra meta final, el control de la mente.

¿Cómo hacemos entonces para comenzar a desarrollar la conciencia corporal? ¿Cómo podemos comenzar a transitar el camino del yoga? Para esto nos valdremos de la pose más sencilla del yoga: savasana. Tiende tu mat en el piso, o en su defecto, una toalla o manta. Acuéstate boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo y las palmas hacia arriba. Separa las piernas levemente y relájate. Recorre tu cuerpo como un escáner, comenzando por los dedos de los pies y subiendo lentamente hacia la cabeza. Detente en cada zona del cuerpo y concéntrate en sentirla y relajarla. Una vez llegues a la cabeza, repite el proceso yendo ahora hacia los pies. Esta asana por 5-10 minutos es excelente para relajarnos, antes o después de una sesión de yoga, así como para desconectarnos del ajetreo diario, o prepararnos mentalmente para la meditación. ¡Disfrútenla!

¿Quieres saber más del Yoga? ¿Deseas profundizar tu práctica? Te invito a conocer mi libro Haga Yoga donde tienes información sobre la práctica y la filosofía del Yoga, instrucciones para tus poses y todo lo que necesitas saber para aprovechar los beneficios que puede traer a tu vida esta disciplina. Haz click acá y conoce todos los detalles.



Deja tus comentarios aquí: