Potenciar el bienestar

Darle potencia a la vida, darte el permiso para dedicarte ese tiempo maravilloso para ti, ese momento de soledad que muchas veces es necesario, de eso precisamente es el artículo que escribió mi colega Astrid Gonzalez y he querido compartirlo con ustedes.

Lidiar con nuestra rutina diaria a veces puede resultar tedioso, debido a las múltiples actividades u obligaciones que debemos cumplir a lo largo del día, al igual que las responsabilidades que tenemos, estas pueden abarcar gran parte de nuestro preciado tiempo sin embargo es esencial prestar atención a dedicarnos un espacio exclusivamente para nosotros mismos y así poder enfocarnos en nuestro bienestar.

La psicología positiva tiene un enfoque que plantea cultivar nuestras emociones positivas, ayudando así a descubrir una vida plenamente satisfactoria y con sentido. Estas emociones  son aquellas que nos motivan, amplían nuestra conciencia y nuestra percepción, también nos ayudan a superar momentos difíciles ante la adversidad, a reforzar bases, fomentar la creatividad y construir recursos personales. Al igual que nos benefician notablemente en nuestra salud, nuestra manera de pensar y de relacionarnos con otros.

Accionar estas emociones como la alegría, la gratitud, la esperanza, el optimismo, el amor, la amabilidad, el orgullo, el humor, la serenidad, entre otras, promueven y potencian nuestras experiencias desarrollando una vida más plena y productiva.

Trata de dedicar algunos minutos del día y realiza una lista sobre tus emociones positivas de forma que esto te permita concentrarte en el momento presente, tomar conciencia y reflexionar sobre estas, si creas un hábito diario verás como tus emociones se van intensificando e incrementando con el tiempo, lo que representara tu potencial y plenitud.

Recuerda siempre motivarte para lograr ser la mejor versión de ti mismo.

 

 



Deja tus comentarios aquí: