Prepararse para el retiro activo II

“El secreto es que no hay secretos” (Sr. Ping padre de Po, Kung fu Panda)

Cuando hablamos de retiro o jubilación, muchos  piensan en la parte financiera, o en relax total, o lo contrario, en un anciano incapacitado. ¿Por dónde comenzar a pensar?. Pues por la base; hay que dibujar el mapa de bienestar que refleje el sentido que tiene la vida para la persona.

El sentido de vida, el motivo de la existencia, es como dijo Lennon en su hermosa canción Beautiful Boy (1980): “La vida es lo que te pasa mientras estas ocupado haciendo otros planes”. El día a día no nos permite pensar mucho, nuestra vida se llena de actividades que confundimos con el sentido de la vida. Cada vez que tenemos un cambio, es una oportunidad de reflexión sobre qué es lo que nos brinda bienestar y nos permite desarrollar toda nuestra capacidad y florecer.

abuela_lecturaUna pregunta que nos ayuda a reflexionar es la siguiente: ¿quién soy?. Tendemos a responderla describiendo los roles que cumplimos, y algunos roles son más importantes que otros, o nos gustan más. Cuando el cambio involucra perder la ocupación, descubrir que esa tarjeta de presentación que describía mi rol ya no me presenta, es natural que te sientas profundamente afectado.

Cada persona puede dibujar su vida en un papel. En una esquina eres tú como persona, tu yo; en otra eres tú como miembro de familia, en la siguiente tú con tu ocupación (desde ama de casa hasta gerente, la que sea), y en la cuarta, tú como parte de una comunidad, de la sociedad. El centro de todo se refiere a  cómo quieres ser recordado, cómo vas a trascender. Si te apoyas más en una esquina pierdes balance, pero parte del equilibrio lo consigues si reflexionas sobre cómo quieres contribuir en esta vida.

El Dr. Martin Seligman en su libro “La Autentica Felicidad” nos habla del ‘Sentido de vida’. Él describe tres niveles: Vida Placentera, Vida Plena y Vida con Significado. La Vida Placentera nos enseña a saborear los placeres y a disfrutarlos, podemos aprender a describirlos, recordarlos y compartirlos, pero no son duraderos.

La Vida Plena la sentimos cuando utilizamos nuestras fortalezas y virtudes en actividades que nos gustan y que tienen un nivel de reto adecuado; en ese momento fluimos, el tiempo pasará sin que nos demos cuenta, y al recordar describiremos una gran satisfacción y armonía.

Las personas pueden florecer, lograr el máximo uso de su potencial personal, mucho más que la ausencia de enfermedad, ansiedad o depresión. Florecer es un estado de completa salud, es experimentar un alto nivel de bienestar emocional, psicológico y social

john-lennon-y-la-felicidadAlgunas personas pueden gozar de salud, pero no tener bienestar o calidad de vida emocional, lo cual los lleva a vivir estados de languidez y decaimiento, y eventualmente deprimirse y enfermarse. Esto es muy marcado en la etapa de los adultos mayores quienes durante su vida van acumulando pérdidas inevitables. Por eso se dice que envejece aquella persona que ha demostrado ser capaz de administrar los cambios y tolerar las pérdidas.

La Vida con Significado es otra cosa, aún las personas con una buena vida sienten la necesidad de algo más y el algo más es una causa más elevada a la cual contribuir con tus virtudes y talentos. Las investigaciones de Seligman y su equipo demuestran que es a través de esta contribución que las personas sienten la autentica felicidad, es lo que hace una vida valiosa para vivir, cuando trascendemos a nosotros mismos.

Así que conocer lo que tiene significado en nuestras vidas es el primer paso, es la visión de referencia para evaluar nuestro estatus actual en los diferentes aspectos de nuestra vida y lograr bienestar. Como decía Dostoievski, “el secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber para qué se vive”. 

 



Deja tus comentarios aquí: