Prepararse para el retiro activo IV

En algunos momentos de cambio nos puede entrar el síndrome Thoreau, de: me voy al Walden Pond solitario a encontrarme. Realmente Thoreau no se fue tan lejos, solo a dos horas de su casa, y a los dos años regresó cargado de poesía, porque como nos explica mi amigo Ángel Ceballos, coach de corazón y de oficio, existen necesidades de orden de valor social y afectivo que parten de la familia como ancla, la compañía de otros como factor activador de balance emocional, la trascendencia con significado para la vida, la amistad y los recuerdos para darle vida a los años.

A otros les da el Síndrome Thoreau en su misma casa, entran en su zona de confort y sin darse cuenta pierden el motor de su desarrollo y florecimiento, así que cuando usted empiece a decir “para qué hacer esto” o “ vamos a salir de eso”, sepa que existen tres elementos importantes que no se deben perder de vista: la actividad: para mantener joven el cerebro y los pensamientos; la sociabilidad: para revitalizar los lazos afectivos y la participación: para apreciar o querer lo que se hace. Esto es importantísimo, porque una de las situaciones con las cuales habrá que lidiar cuando usted planifica retirarse, son las expectativas de cercanos y externos, por lo que se hace fundamental saber lo que se quiere y brindarle prioridad.

grannyCada quien administra sus haberes como quiere, así que si usted ha sido exitoso como papá, habrá logrado a esta altura del partido crear las bases para contar con unos hijos que sean adultos capaces y autosustentables. ¿Por qué digo esto?, pues simple, lo mejor que usted le puede dejar a sus hijos es lo que tiene en el disco duro (cerebro) y en el disco blando (corazón). Las situaciones familiares que pueden presentarse son: Funda papá, Hotel mamá y Guardería los abuelitos.

Funda papá:

Usted no tiene porque repartir la herencia cuando está vivo y tiene años para disfrutar lo que ha construido. Si Juanito quiere poner un negocio, usted no es banco, si quiere puede ayudarlo a pensar, le puede brindar conexiones, pero no arriesgue el patrimonio, sobre todo si Juanito es solo uno de la camada, no es justo con sus hermanos. Si usted desea hacerlo, deje claras las condiciones. Piense antes de ser socio capitalista o hacerse cargo de la gerencia del mismo, verifique si la agenda suya es la misma que la de su crío. Si no es así, converse y ofrezca soporte pero no asuma algo que le aparte de su objetivo.

Hotel mamá: Si usted está considerando reducir su hábitat, piénselo bien. Los hijos se van y regresan…, acompañados, temporal o permanentemente. Soy viuda y tengo tres hijos; cuando cumplieron 18 años tuve una cena formal con cada uno y les resumí su estatus: “ahora te puedes casar sin permiso, ir a la recluta y votar. Los embarazos y el VIH existen, así que no delegues tu responsabilidad. En mi casa siempre habrá un plato de comida y una cama para ti”. En casa son bienvenidos, el hotel ofrece comodidades sencillas, limpieza de áreas comunes, agua caliente, nevera y lavadora, algunas veces comida dependiendo del ánimo de la dueña. Los lujos dependen del huésped. Cada quien limpia su cuarto y su baño. Se espera que cuando decidan formar sus propias familias tengan la base económica para brindarle sus comodidades. Si se diera el caso de una alta necesidad, se puede trabajar en equipo, pero hay una sola ama de casa (yo).

Guardería los abuelitos: “Abuelear” es uno de los placeres de la vida. Cuando alguien de manera personal decide ser padre no puede aspirar que otro le críe al hijo, aún cuando sí puede negociar apoyo logístico, siempre acorde con la agenda de los abuelos. Hay que recordar que con el tiempo uno pierde agudeza visual, habilidad para observar detalles, el tímpano se endurece y las casas se llenan de aparatos y adornos de/para adultos. Por mi parte, entro en entrenamiento físico y mental y adoro hacerlo. “¡Granny no es hora de dormir!”, mientras te abren el ojo y te gritan al oído. “Léeme la princesa cisne” (por 5 vez). “Ponle el traje de sirenita a la cenicienta”, (combinaciones de 5 princesas por dos piezas de ropa tomados de 5 en 5).Todo eso por la mas sublime recompensa: un besito y un abrazo lleno de pintura.

Disfrutar, disponer del tiempo que te has ganado, implica tener los recursos de los cuales la independencia es el más importante, pero esta independencia de manera extrema nos puede llevar al aislamiento y cuando envejecemos podemos sentirnos muy solos, a menos que hayamos desarrollado y mantenido relaciones importantes. Dentro del enfoque de planificación debemos evaluar: ¿Cómo están mis relaciones?, ¿cómo deberían estar mis relaciones?, ¿qué debería hacer para mejorarlas? Y recordar lo que decía Tennessee Williams “La vida es parcialmente lo que hacemos de ella y parcialmente lo que está hecho por los amigos que elegimos”.

 



Deja tus comentarios aquí: