Principios para ser un buen líder

Para ser un líder proactivo hay que elegir la acción frente a la reacción, estar siempre informados y hacer frente a los desafíos. Es decir, hay que ser una persona valiente.

Los líderes deben ser humildes, mostrar confianza y credibilidad, esto les permite encontrar maneras de ayudar a los demás, ser accesibles y permitir que las personas contribuyan.

Un buen líder debe ser responsable para tomar buenas decisiones y además actuar y comportarse según esas decisiones, incluso, si los resultados no son los esperados.

La honestidad también es una característica que resalta en los líderes de buena cepa, son dignos de confianza, coherentes con sus palabras y acciones. Ellos saben que la confianza se desarrolla con el tiempo y la escucha activa, la sensibilidad y empoderando a otras personas reconociendo sus logros.

Un aspecto clave y muy importante es la comunicación. Los líderes que se comunican bien con los demás pueden usar esta habilidad para obtener una mejor comprensión de los que los rodean. Generar confianza, alinear objetivos y acciones, planificar y ejecutar estrategias para finalmente alcanzar los objetivos que se quieren.

Los líderes que creen en lo que hacen son los mejores, eso les da convicción y una apasionada determinación, herramientas para alcanzar metas. De igual manera, la colaboración, permitir a los demás compartir su responsabilidad, conocimiento, creatividad y experiencia y ofrecer soluciones efectivas, aplicando el ganar-ganar.

El objetivo principal de un buen líder debe ser, sin duda, la alineación equipo- organización, y mostrar interés en todo aquello que afecta a su equipo, su productividad y bienestar, ir más allá de su propios objetivos y metas, apoyando por completo a su equipo de trabajo, usando como base e impulso la visión de la organización.



Deja tus comentarios aquí: