Protagonistas del drama

El drama es un elemento de aprendizaje para el humano, tanto, tanto que somos adictos al mismo. Es simple, está allí porque solo despertaras de la pesadilla si el drama se agudiza, de lo contrario tal vez hasta resulte entretenido el sueño.

Las adicciones en todas sus formas, están allí para que nos propongamos sanarlas. Ahora bien, cómo lo sano? Aunque suene tan fácil y difícil al mismo tiempo, es un asunto de conexión y buscando la simplicidad para una mejor comprensión imagina esto:

mente-corazón, ahora imagina un cable…lo enchufarías?

Sin que veamos el cable parece complicado, es necesario que todos le veamos, se evidencia la des-conexión en otros, allí ves mejor, cuando lo ves afuera, te golpea, te hiere, sufres, necesitas el drama, pues es tu renuencia a conectar con tu interior.

Cuando tu cableado está en armonía y tus centros energéticos también, no significa que en lo exterior esté igual, nada es estrictamente forzoso, has de aprender a ni siquiera cuestionar esto. Te sorprendería descubrir que no significa nada, pero no quiero poetizar.

Lo que significa es que eso que percibes tan diferente de ti, lo puedes mirar con la visión del AMOR INCONDICIONAL, sin juicio, porque tú historia personal está contenido a su vez, en una historia colectiva. Es importante que todos logremos elevar la frecuencia vibratoria del planeta como sistema, como conjunto indivisible.

Agradezco mirar bien, agradezco, yo sólo agradezco que todo esto tenga un para qué? Y saberlo o no, no te hace culpable, siempre, siempre somos inocentes, la condenación es la creencia de que realmente somos culpables y de que existe el pecado y un juicio final.

He aprendido que es esencial la existencia de maestros, de algunos aprendemos lo que podemos hacer o integrar para refinarnos en virtudes, y de otros aprendemos lo que podemos des-hacer o des-integrar para igualmente refinarnos en virtudes.

Y nuestra virtud y esencia, es el AMOR INCONDICIONAL, porque Dios es AMOR y somos a su imagen y semejanza.

Esto no lo encontré en un libro, nadie me lo dijo, esto lo experimento a diario.

Gracias a mi madre pues de ella principalmente, he aprendido cómo puedo hacerlo diferente, me enseña el camino del des-aprender, des-integrar y Gracias al espíritu santo, al que me integro día a día, elijo tu visión de AMOR INCONDICIONAL, aprendo.

Ambos maestros nos esculpen integrando y des-integrando, así Somos Uno con todo y todos, es por ello, que os digo que para la re-conexión y la verdadera visión, déjate esculpir!

Y a ti, quién te está esculpiendo?



Deja tus comentarios aquí: