¿Puedes continuar con quien te engañó?

La infidelidad es uno de los problemas más fuertes que puede enfrentar una relación y suele ser muy complejo de superar. Muchas veces no se supera, por mucho arrepentimiento y perdón que solicite quien lo cometió, ¿por qué?

Unos de los puntos principales es que la traición socava uno de los pilares fundamentales de una relación saludable que es la CONFIANZA, y al perderla se pierde la certeza en las acciones de esa persona, no solo por lo que pasó, sino por lo que podría continuar pasando. Se crea incertidumbre de que pueda volverlo a hacer porque ya lo hizo, de modo que el pensamiento común es: ¿por qué no lo volvería a hacer?

Suele estar acompañado de rabia, el pensar que lo hizo con conciencia de lo que hacía, a escondidas, vulnerando lo hermoso de la complicidad de la relación desde el momento en que se involucró un tercero.

Suele afectar tremendamente la autoestima ya que la persona puede sentir que no fue suficiente desde el momento en que la otra o el otro tuvo que buscar uno más.

Los pensamientos y la imaginación comienzan a crear un cóctel poderoso de imágenes sobre cómo ocurrió, qué sintió, lo cual suele ser perturbador y atormentante.

Lo primero que me encantaría que consideraras es que no eres menos porque te hayan sido infiel; no es que la otra persona sea mejor que tú, esto tiene mucho que ver con quien cometió la infidelidad más que contigo, y me refiero a sus valores (como por ejemplo, la honestidad), su inmadurez (hay adolescentes eternos que andan siempre en la búsqueda de las maripositas de la atracción más que en la plenitud del amor), quizás un estado de ebriedad (si ocurrió una sola vez), entre otras cosas, pero no eres tú, incluso si la otra persona manifiesta carencias en la relación que la llevó a buscar fuera lo que no conseguía en casa, lo verdaderamente honesto es conversarlo y resolverlo en pareja antes de hacer algo así.

Pero yendo al tema que nos compete que se refiere a la respuesta de la pregunta ¿puedes continuar con quien te engañó?, no espero darte una respuesta porque depende completamente de ti, de tu capacidad para dejar atrás, de realmente poder pasar la página. No nos vamos a engañar, obviamente una experiencia así difícilmente pueda olvidarse, pero hay personas que en efecto logran desvestirla del dolor, y desde allí ciertamente, se puede dar otra oportunidad. El continuar con el rencor, el resentimiento, hará que en cada ocasión posible se lo eches en cara de modo que la relación se transforma en una agonía y en un pase de factura constante.



Deja tus comentarios aquí: