¿Puedo elegir el sexo del bebé?

¿Puedo elegir el sexo del bebé?

– Doctor, ya tengo una bebita y desearía que mi próximo bebe sea un varón, ¿es posible?

Este tipo de preguntas se dan con relativa frecuencia en las consulta de los obstetras. Y la verdad es que, cumpliendo ciertas instrucciones, es posible elevar las probabilidades a favor de uno u otro sexo. Debemos comenzar aclarando que el sexo lo determina el espermatozoide. Esto es que, si el espermatozoide que alcanza al ovulo es portador de un cromosoma Y, el producto de la concepción será varón. Al contrario, si porta un cromosoma X será hembra. La carga cromosómica del ovulo siempre es la misma, X.

En la actualidad, en el terreno de la fertilidad, ha habido avances importantes en la creación de métodos de alta tecnología para tratar problemas de infertilidad y a su vez de determinar sexo. La mayoría son técnicas costosas, generalmente invasivas y algunas, eventualmente, pudieran tener algún efecto colateral. Entre estas técnicas podemos nombrar el diagnostico genético preimplantación de embriones creados fuera del útero, el MicroSort y la Ericsson, técnicas en las que se separan los espermatozoides que producen hembras de los espermatozoides que producen varones.

espermatozoides

Mencionaremos aquí a las «técnicas caseras», específicamente el método Shettles. Tiene la ventaja de ser de poca complejidad, bajo costo, no invasiva y la puedes realizar en la privacidad del hogar. Has de saber que, en condiciones normales, tienes un 50% de probabilidades de tener un bebé masculino y un 50% femenino. Con esta técnica podemos mover la balanza hacia un 70% para el sexo que deseas. Este método se basa en acoplar las diferencias en cuanto a vida media y motilidad de los espermatozoides con carga femenina y los de carga masculina, la fecha de ovulación de la mujer y los niveles de acidez o alcalinidad de la vagina. Entremos en detalles.

Desde el punto de vista de la motilidad y la resistencia, los espermatozoides Y y X son diferentes. Y es sobre la base de estas diferencias que podemos modificar ciertos factores que favorezcan la fecundación del ovulo por parte de uno u otro. Los espermatozoides X (femeninos) son más grandes, de vida más larga, más resistentes a la acidez y más lentos. Los espermatozoides Y (masculinos) son más pequeños, de vida más corta, mas rápidos y los favorece un medio alcalino. Para acidificar la vagina (y favorecer a los espermatozoides femeninos) puedes realizar lavados con una solución acida (una cucharada de vinagre en un litro de agua). Para alcalinizar la vagina (y favorecer los espermatozoides masculinos) puedes realizar lavados con una solución alcalina (una cucharada de bicarbonato de sodio en un litro de agua). Para saber el día de la ovulación debes realizarlo o tomando la temperatura corporal basal rectal o por medio de un Kit de ovulación (pregúntale a tu ginecólogo al respecto).

sexos

Entonces, sobre la base de lo anterior, si deseas aumentar la probabilidad de tener una hembra, debes tener relaciones sexuales de dos a cuatro días antes de la ovulación y hacer duchas acidas y de tener un varón tener relaciones lo más cercano a la ovulación y hacer duchas alcalinas.

También la dieta puede tener algo que ver en todo esto. Los pescados, frutas secas, fiambres, legumbres y frutas parecen favorecer al varón. Los productos lácteos, repollo, acelga, lechuga y avena favorecen a la hembra.

Finalmente hay que considerar que es un método que, a pesar de que aumenta las probabilidades, sigue siendo impreciso y está muy lejos de ser infalible. Pero seguramente no te hará mal y tendrá un menor costo tanto emocional como económico. Así que si quieres intentarlo hazlo y buena suerte!



Deja tus comentarios aquí: