¿Qué dice la ciencia en torno a la ingesta de líquidos?

¿Qué dice la ciencia en torno a la ingesta de líquidos?

Al hablar de alimentación, no puedo dejar de pensar en la coherencia que se requiere a la hora de elegir las bebidas que acompañarán nuestro día, en especial porque está claro que los humanos no podemos sobrevivir más que un par de días sin agua. Sin embargo, hay muy poca investigación en torno a cual es el impacto real que produce beber líquidos adicionales, antes, durante y después de las comidas.

La evidencia es sólida cuando se trata de personas en climas cálidos y secos así como con los atletas, en ambos casos hay una mayor necesidad de agua. Además, las personas con ciertas enfermedades se benefician de una mayor ingesta de líquidos. Pero no existen datos similares para individuos sanos y dentro del promedio.

Además, ningún estudio individual indica que las personas necesitan beber la cantidad recomendada de «8×8» de agua cada día. De hecho, no está claro de dónde vino esta recomendación.

Por otra parte, ningún ensayo clínico cuidadosamente diseñado ha medido los efectos de la ingesta de agua sobre el mantenimiento ni reducción del peso. Queda claro que si bebes una cantidad importante de agua antes de comer, estarás llenx y no querrás comer, pero eso no quiere decir que luego no puedas comer lo que sea.

Si lo usas como parte de una estrategia de plena consciencia, la ingesta de líquidos como consomé o simplemente agua antes de comer, puede ayudar a centrarte en el momento presente y brindarte el espacio para hacer contacto con tus sensaciones corporales, así que para los efectos de tu practica, puedes hacerlo, pero no pensando que eso hará algún efecto sobre tu metabolismo ni mucho menos sobre tu peso.

Asimismo, existen pocos estudios sobre la asociación entre la ingesta de líquidos y el estreñimiento, algo que también suele ser tema de conversación, en especial entre los padres de niños pequeños y en edad escolar, ya que la evidencia epidemiológica indica una asociación entre una menor ingesta de líquidos y el estreñimiento intestinal, pero no hay resultados contundentes, así que lo mejor que puede hacer es aprender con al experiencia vivencial.

Para finalizar, tampoco hay evidencias científicas que indiquen que la temperatura de los líquidos que ingieres, tengan algún impacto en la salud (mucho menos en el peso) de hecho, en Salud sin bulos reportan que no hay motivos para afirmar que beber agua fría promueva el aumento de peso o cause otros daños sobre la salud.

Foto creado por freepik – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: