Qué es la glicemia y cómo ayudar a controlarla

Qué es la glicemia y cómo ayudar a controlarla

La definición de glicemia según Wikipedia es la siguiente: La glucemia es la medida de concentración de glucosa libre en la sangre, suero o plasma sanguíneo. Durante el ayuno, los niveles normales de glucosa oscilan entre 70 y 100 mg/dL.

Según el portal de salud MedlinePlus, la glucosa es una fuente importante de energía para la mayoría de las células del cuerpo, incluyendo las del cerebro. Los carbohidratos que se encuentran en las frutas, los cereales, el pan, la pasta y el arroz se transforman rápidamente en glucosa en el cuerpo. Esto eleva el nivel de glucosa en la sangre.

Es importante mantener unos niveles de azúcar en la sangre saludables. Para lograrlo hay que poner especial atención en lo que comemos, e incluir hábitos saludables como hacer ejercicios diariamente. Los remedios naturales, dietas basadas en vegetales y los jugos pueden ayudarte a nivelar la glucosa en la sangre.

Por ejemplo, un jugo hecho con un pepino, media naranja, un puño de perejil, un nabo o jícama y una hoja de berza es ideal para bajar el nivel de azúcar. De igual forma, hay que considerar bajar el consumo de jugos de frutas, eliminar bebidas azucaradas, los alimentos altamente procesados y hasta los edulcorantes artificiales.

Estos consejos pueden ayudarte a controlar los niveles de glucosa en la sangre, sin embargo, es necesario que mantengas un control con tu médico especialista, él se encargará de verificar que tus nuevos hábitos alimenticios y estilo de vida estén dando los resultados esperados.

Incluye en tu dieta alimentos que te ayuden a estabilizar la glucosa, por ejemplo: espinaca y col rizada ricas en vitaminas A y C, frijoles, tomate, brócoli, manzanas, avena y espárragos. Tomar conciencia de lo que comemos es el camino para vivir mejor y de manera sana. Este tipo de alimentación no solo te ayudará a alejar la diabetes de tu vida, sino que te permitirá perder peso y ganar salud y bienestar.

Si te gustan las infusiones, puedes sacarle provecho también para controlar los niveles de azúcar en la sangre al té de manzanilla, de naranja, infusión de canela y de salvia. Lo mejor de las infusiones es que puedes tomarlas siempre que quieras.

En resumen, hay que evitar el azúcar refinado y los carbohidratos, incluir más vegetales, hacer ejercicios diariamente. Visita a tu médico regularmente para que puedas saber si todo está bajo control.



Deja tus comentarios aquí: