¿Qué esperar del horóscopo?

La mujer te mira a los ojos fijamente y dice: –Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo- luego hace una pausa y continúa: -Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas…-  Por unos segundos te quedas pensando, admirado, ¡claro así soy yo!, ¿cómo esta tipa adivinó cómo soy yo?

En realidad, pocas personas en el mundo estarían en desacuerdo con las afirmaciones anteriores. ¿Quién no tiene necesidad de ser apreciado y admirado? ¿Crítico contigo mismo? todo el mundo tiene algo con lo que no está de conforme.

Y sin embargo, lo que les transcribí antes mis queridos lectores, es el inicio de un análisis de personalidad que escribió Bertrand R. Forer a sus alumnos en 1948. Primero les hizo un test de personalidad individualizado, luego Forer le entregó a cada uno el mismo resultado:Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas…

Finalmente les pidió que dijeran si se sentían bien representados por el informe, la aplastante mayoría se sintió entre bien y muy bien identificados con el informe. Y repito, era el mismo informe para todos.

Estos experimentos se han realizado muchas veces y con el mismo resultado, siempre y cuando se cumpla que:

• Que el sujeto crea que el análisis se le aplica sólo a él.

• Que el sujeto crea en la autoridad de la persona que está realizando la evaluación.

• Que la evaluación sea vaga, con rasgos positivos y negativos, pero mayor énfasis en los positivos.

Para cumplir con la primera condición se utilizan varios métodos, pero uno de los más comunes es la Carta Astral u Horóscopo, inventado hace más de 5.000 años en Asiria, cuando los Astrólogos de la época trataban de predecir el futuro de los reyes, mirando los astros. La Carta Astral no es más que la posición de los planetas para el momento del nacimiento y no implica ninguna interpretación, es pura matemáticas, pero asegura que el sujeto sienta que lo que se va a decir después: la interpretación, sea exclusivamente para él.

astrologiaObviamente, cada quién tiene derecho de tener sus propias creencias, pero la verdad es que nunca se ha podido explicar cómo es que la posición de los astros en el momento del nacimiento, influencia la personalidad de alguien. ¿Son los rayos cósmicos? ¿Es algún tipo de energía desconocida para ciencia? ¿Cómo la posición de Mercurio en el cielo (visto desde la Tierra) y su posible movimiento, retrógrado o no, hace que una persona sea más o menos comunicativa?

Por lo que respecta a la segunda condición, que el sujeto crea en la autoridad del que va a hacer la evaluación, se logra con un buen marketing. Pocos creen en el horóscopo que hace un desconocido en la calle, pero si es recomendado por alguien, a quien se la recomendó otra persona muy seria, a la que le fue buenísimo… entonces sí. Por otra parte, el pago también es un factor importante, si es caro, es una garantía de que el evaluador es serio.

Por último, el resultado: la interpretación y la eventual predicción del futuro. Esta tiene que ser suficientemente vaga y con una esmerada proporción entre rasgos positivos y negativos para que el sujeto pueda asirse a lo que más le conviene.

Si la interpretación del horóscopo es en vivo, persona a persona, se puede utilizar una técnica que consiste en seguir atentamente las expresiones y gestos del sujeto. Primero se dice algo muy general, muy del promedio, y se observa la reacción del sujeto, si lo dicho va en la dirección correcta, es muy probable que el sujeto sonría, aunque sea con los ojos solamente. Por el contrario, si se detectan signos de incredulidad o alarma, se cambia la dirección de la afirmación. Así, el intérprete va explorando la vida del sujeto y basado en la retroalimentación que le da éste, la interpretación se encontrará muy acertada.

Por ejemplo, si el astrólogo dice: A veces eres extrovertido, afable, y sociable… y si los ojos del sujeto brillan en aceptación, se sigue por ese camino, pero si la mirada es de escepticismo o sorpresa, se cambia el tono y se sigue con: pero otras veces eres introvertido, precavido y reservado.

Así pues, mis queridos lectores, para ustedes, que están orgullosos de ser pensadores independientes y que no aceptan las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes, les deseo un 2014 lleno de felicidad, pero en el que también habrá ciertas dificultades. Un año en el que verán cumplirse varias de sus metas, pero otras no… 

 



Deja tus comentarios aquí: