Qué hacer y qué no hacer con el dolor de espalda

En este artículo de la BBC nos dicen que así como es de común el dolor de espalda, también los mitos y remedios para lidiar con él se han esparcido sin tener una base. Sin embargo, algunas de las soluciones han sido aceptadas en los círculos de la salud ante la falta de nuevas evidencias que ayuden a entender cómo tratarlo.

En este interesante texto se plantea que, contrario a lo que se cree, la mejor manera de lidiar con el dolor de espalda es mantener el cuerpo en movimiento, pero el temor y el mismo dolor no deja a muchas personas salir de su cama.

Por esta razón la Sociedad de Profesionales de la Fisioterapia británica tiene una nueva campaña dirigida a acabar con los mitos más comunes sobre el dolor de espalda.

Uno de los más grandes mitos que existen es que para aliviar el dolor de espalda hay que guardar reposo total. Aunque es muy comprensible por lo doloroso que puede resultar, moverse es esencial para la recuperación.

Otro mito muy común es el evitar hacer ejercicios. Si bien es cierto que no vas a levantar pesas de 100 kilos, no debes dejar de hacer ejercicios u otras actividades regulares.

Según la Sociedad de Profesionales de la Fisioterapia, el ejercicio es aceptado como la mejor manera de tratar el dolor de espalda, incluyendo entrenamiento con pesas de forma ligera. Debes aumentar gradualmente la tolerancia, sin temerle al dolor.

También, en algunos casos, es necesario un análisis, pero lo más común es que no. Existen algunas pruebas que demuestran que el ver los resultados de un escaneo puede hacer que la condición de una persona empeore. Es decir, que esto puede no revelar información útil que te haga dejar de hacer las cosas que tienes que hacer para sentirte mejor.

La clave es superar el factor miedo para evitar que la condición de una persona empeore. Y claro está, el consejo es ver a un fisioterapeuta o médico de cabecera.

Si quieres leer el artículo completo u otros relacionado puedes hacer clic aquí.



Deja tus comentarios aquí: