Qué hacer y qué no hacer durante la Savasana

Qué hacer y qué no hacer durante la Savasana

Aunque puede parecer tan fácil como tomar una siesta, Postura del Muerto (Savasana) es a veces llamado el yoga más difícil. Estar completa y totalmente relajado no es lo que sabe hacer mejor nuestra cultura, pero la relajación completa y total es lo que requiere un Savasana eficaz.

Asi como cada postura tiene su contra postura que la complementa, Savasana es la contrapostura de la práctica.

La práctica de Yoga es estresante, estamos controlando la respiración, poniendo el cuerpo en posiciones incómodas, sudando, y durante el proceso la voz del Ego, el diálogo interno se hace más intenso, es como una olla de presión. Savasana es la contrapostura de esto, es todo lo contrario, es soltar el control, es no hacer nada, es únicamente existir. Es quedarnos sin hacer nada y permitir que la energía fluya y se reorganice en nosotros.

Savasana no es el tipo de relajación donde nos quedamos dormidos tan pronto como nuestras cabezas tocan el mat, sino que es una relajación consciente, donde tomaremos consciencia de las sensaciones en el cuerpo y es lo que nos permite liberarlas una por una y absorber el trabajo de nuestra práctica.

Aquí hay algunos consejos para obtener el máximo provecho de tu Savasana, para que puedas terminar tu práctica y sentirte totalmente en estado de Yoga.

1. Ponte cómodo

Escucha a tu cuerpo y dale un poco más de apoyo y atención donde quiera que lo necesite. Utilice cualquier apoyo que necesites: poner una manta o una almohada bajo las rodillas para relajar la espalda o colocar una manta sobre sus ojos y oídos para eliminar las distracciones externas. Siéntase libre de hacer lo que te hace sentir más relajado.

2. Suelta el control

Si bien durante toda la práctica estamos controlando la respiración con el Ujjaji, en Savasana hacemos todo lo contrario, respiramos libremente, permitimos que el Prana (energía vital) fluja de manera libre a través del cuerpo.

 3. Deja pasar los pensamientos que vengan a tu mente 

Todos sabemos que es mentira que tu mente estará totalmente en silencio. Pero si es importante no prestar atención a los pensamientos que vengan a tu mente, déjalos ir, déjalos pasar de largo, no te detengas en ninguno. Concentra tu atención en las sensaciones del cuerpo sin juzgarlas, sin entenderlas, sin racionalizarlas, solo experiméntalas.

 4. No abandones tu práctica sin hacer Savasana

Savasana es la postura más importante de la practica, porque es donde se reorganiza todo lo que se trabajó, liberó y movió durante la sesión de Yoga, a parte de permitir el proceso en el cual se cierran nuevamente los chacras que abrimos durante la práctica. Lo peor que podemos  hacer es terminar nuestra practica de Yoga y salir a la calle sin haber hecho Savasana, irnos a la calle con los chacras abiertos es comenzar absorber inmediatamente cualquier tipo de energía que nos consigamos en el camino.

En lugar de apresurarte a terminar la práctica y seguir con tu día, permítete disfrutar, que tus movimientos sean lentos y suaves. Y lo más importante, llevarte ese estado de  relajación, de paz, de Yoga a tu día a día.



Deja tus comentarios aquí: