¿Qué le hace la dieta cetogénica a tu tiroides?

¿Qué le hace la dieta cetogénica a tu tiroides?

La dieta cetogénica tiene diferentes usos terapéuticos como en el caso de los pacientes con cáncer, Trastornos del Espectro Autista y epilepsia, y su uso es cada vez más popular en otras áreas como por ejemplo la mejora del rendimiento de atletas. Sin embargo, la función tiroidea puede verse afectada en ciertos pacientes.

Este régimen alimentario consiste en disminuir la ingesta de carbohidratos hasta un 5% y tener como principal fuente de energía las grasas, que aportan hasta un 80% del requerimiento diario, dejando solo un 15% a 20% de aporte energético a las proteínas. Esto con el fin de someter al organismo a un estado de cetosis, en el cual las principales moléculas que aportan energía serían los cuerpos cetónicos y no la glucosa.

Más que una dieta, las personas que llevan un estilo de vida cetogénico, deben tener disciplina al momento de planificar sus comidas, ya que no es sencillo seguir este patrón de alimentación en un mundo donde las harinas y azúcares abundan en cada esquina. Sin embargo no es imposible, y los beneficios que se obtienen son múltiples.

Pérdida de peso, mejora de la sensibilidad a la insulina, mayor concentración, mejor rendimiento físico, control de la epilepsia, mejora de las escalas de comportamiento y memoria de pacientes autistas, control de la presión arterial son algunos de los beneficios de mantenerse en un régimen cetogénico. Pero, hay que ser honestos, al principio requiere de paciencia, ya que el cuerpo debe adaptarse y en algunos casos puede haber estreñimiento, calambres, molestias digestivas, fatiga y taquicardia que suelen resolverse al ajustar la dieta según tus necesidades y con el apoyo de un especialista.

La cetogenesis que se produce con este tipo de alimentación, requiere de cambios en el organismo que permitan la adaptación, no sólo porque no estamos acostumbrados, sino porque es un estado similar al ayuno en el cual el cuerpo no dispone de tanta glucosa (que es su fuente de energía predilecta) para cumplir sus funciones, y debe generar una fuente de energía alternativa que son los cuerpos cetónicos. Entre estas adaptaciones se ha descrito que la función de la tiroides se puede ver comprometida, ya que en varios estudios se ha visto una disminución significativa, tanto en niños como en adultos, de los valores de T3, que es la forma activa de la hormona tiroidea.

Es un tema controversial, y requiere de mucha más investigación, pero lo que se puede afirmar según estudios de Arslan et al. es que la dieta cetogénica en conjunto con tratamiento antiepiléptico, disminuye significativamente la T3 (aunque no necesariamente a un nivel inferior al normal), especialmente en los niños, presentando concomitantemente aumento de la TSH, lo que se podría traducir en un hipotiroidismo subclínico y tal vez la necesidad de tratamiento hormonal. Las causas de esto, puede ser en parte por el tratamiento anticonvulsivante, que se sabe puede afectar la función de la tiroides al disminuir el selenio y el zinc que son importantes en la función de dicho órgano, además puede acelerar la depuración de la hormona tiroidea a nivel de hígado al favorecer el citocromo P450.

¿Y qué sucede con los que llevan dieta cetogénica pero no requieren tratamiento para la epilepsia?

La evidencia científica es todavía menor en adultos y personas que no padecen epilepsia, pero también se ha descrito disminución de la T3, que se piensa es una respuesta adaptativa normal del organismo para proteger la masa muscular. Es decir, ante la circunstancia de que tiene limitada cantidad de glucosa en la dieta, hay estrés fisiológico, se inicia un estado catabólico que reduce la función tiroidea (sin presentar ningún signo clínico de hipotiroidismo) y que de ser corregida puede favorecer la pérdida de masa muscular, el aumento de la producción de glucosa y la disminución de la cetosis.

Este cuadro de T3 disminuida ante TSH y T4 normal (o elevada) se denomina Síndrome del Enfermo Eutiroideo y se presenta con frecuencia en pacientes sometidos a elevado estrés fisiológico, y en este caso, se corrige cuando se finaliza la dieta.

Soy hipotiroideo ¿Entonces me olvido de la dieta cetogénica?

No necesariamente, pero es fundamental que se busque la ayuda de un profesional de la salud para guiarte en el camino. La alimentación es algo que hacemos tan regularmente que olvidamos lo importante que es, y si va a ser tu medicina, que este supervisada por un Nutricionista.

A pesar de que la evidencia al respecto aún no es concluyente, si es necesario estar alerta en cuanto a la influencia que puede tener la dieta cetogénica sobre la función de la tiroides, que sin duda la disminuye aunque no necesariamente de forma perjudicial; y ser minuciosos con el control periódico de la función de dicho órgano en personas que sigan el régimen cetogénico, y más aún en niños con epilepsia que se ha estudiado un poco más el potencial hipotiroideo del tratamiento.

REFERENCIAS.
• Yun-Jin Lee, et al. (2017) Longitudinal change in thyroid hormone levels in children with epilepsy on a ketogenic diet: prevalence and risk factors. Journal of Epilepsy research. 7(2). Disponible en línea: https://www.j-epilepsy.org/journal/view.php?year=2017&vol=7&page=99
• Arslan N., Kose E., Guzel O. (2017) The effect of ketogenic diet on serum selenium levels in patients with intractable epilepsy. Biological trace element research. 178, 1-6. Disponible en línea: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27873289
• Arslan N. et al. (2017) Changes of thyroid hormonal status in patients receiving ketogenic diet due to intractable epilepsy. J.Pediatric Endocrinolo Metab. 1;30(4). Disponible en línea: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28076316
• Fery F. et al. (1982) Hormonal and metabolic changes induces by an isocaloric isoproteinic ketogenic diet in healthy subjects. Diabete Metab 8 (4). Disponible en Línea: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6761185

Imagen de Wow Phochiangrak en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: