Que no te falte el sentido del humor y la creatividad

Que no te falte el sentido del humor y la creatividad

En esta entrega vamos a conversar sobre dos aspectos muy importantes para mantener viva la llave del romance: el buen humor y la creatividad.

Comencemos por el primero. El buen humor contribuye a una mejor relación, ya que estar alegres y sonrientes hará que el sentimiento crezca y se mantenga más tiempo. ¿Y quién no prefiere sentirse bien, reír, antes que estar con caras largas y el ceño fruncido? Bromeen, recuerden el placer de disfrutar de reír juntos como una especie de complicidad.

Generalmente, ni el más alegre de los seres humanos se mantiene el 100 % de su tiempo de buen humor. Todos hemos experimentados bajones, tristezas, solo que unos salen de esto más rápido que otros. Comento esto porque es importante observar al otro, comprender su emocionalidad, porque andar hecho una mata de sonrisas cuando el otro está muy molesto poco puede ayudar.

Es mucho más sano en estos casos el escuchar cómo se siente el otro, tratando de ponernos en su lugar en la difícil pero productiva labor de comprender sus pensamientos y sentimientos desde el amor y la comprensión, dejando de lado el ego y dando paso a la humildad de la comprensión; es desde allí que podemos hacer algo para levantar al otro.

Evitar formular juicios es signo de inteligencia, nada como formular preguntas para saber qué siente la otra persona antes que llegar a conclusiones en solitario que lejos de hacer bien pueden causar mucho malestar.

Como verán, lo que aquí expongo sobre el humor, no se refiere solo a reír o a hacer chistes, sino a tener inteligencia y humildad para, desde el conocimiento del otro, llevarlo a un estado de placidez que definitivamente es la vía para que las cosas salgan bien. Si esto lo pudiéramos llevar a pasos, les propongo lo siguiente en caso de situaciones difíciles:

  1. Preguntarle a la pareja si desea hablar en ese momento: hay personas que prefieren un espacio, un tiempo, y lo mejor es dárselo ya que forzar situaciones puede arrojar resultados distintos a lo esperado.
  2. Dado el momento de conversar, escuchar con atención para comprender qué le sucede.
  3. Desde el amor tratar de apoyarlo, y allí con una dosis de humor puedes introducir suavemente juegos que generen risa como por ejemplo: eres mi sol aunque ahora haya algunos nubarrones, ¿será que me regalas un rayito para entibiarme?
    Un abrazo cálido y afectuoso puede en ese momento disipar el malestar y llevar al otro al plano de aprender a reírse de la situación.

Ese es el objetivo, suave y con calma con la certeza que desde el buen humor cualquier situación puede resolverse.

La creatividad es el otro aspecto fundamental, porque la rutina es un enemigo del amor, por eso hay que ser inteligente y novedoso en el desarrollo de proyectos nuevos, vivir cosas distintas, salir un poco de común y lo corriente sin miedo al cambio. Y lo mejor es que esto no requiere necesariamente de invertir grandes sumas de dinero, sino más bien es cuestión de detalles.

Llama a tu pareja en algún momento del día y dile lo mucho que lo(a) amas; llévale flores; invítalo(a) a salir de forma inesperada; acuéstense a ver las estrellas; dile en la noche que no puedes dormir por estar pensando en él (ella); déjale notitas en lugares que sabes que en algún momento va a revisar y le sorprenderá; dale espacio para que puedas vivir su individualidad, es decir, no lo(a) asfixies; hagan un viaje solos (siempre hay tiempo para repetir una luna de miel).

No mires a tu pareja como a un familiar… no lo es, es decir, es bueno que sientas lazos profundos, pero nunca lo pierdas de vista como amante. Es clave mantener la complicidad, la aventura y la picardía para que la excitación no se pierda… no dejen de jugar. Una buena idea es planificar encuentros sexuales a través de comunicaciones orales y escritas en el transcurso del día, esto genera lo que se llama una fantasía anticipadora que es el afrodisíaco más potente.

Con risas y creatividad te voy a amar y hacerte sentir que cada día yo te vuelvo a elegir…



Deja tus comentarios aquí: