Qué podemos hacer para ser solidarios

Qué podemos hacer para ser solidarios

No es casualidad que días tan especiales como el Día Internacional de los Derechos Humanos, el Día Internacional del Migrante, el Día Internacional del Voluntario y el Día Internacional de la Solidaridad Humana sean en diciembre, o al menos nosotros vemos algo de intención aquí. La Navidad es la mejor época del año, las personas somos más afables, estamos alegres, nos sentimos optimistas y queremos compartir lo mejor de nosotros.

Qué mejor ocasión que estas fechas llenas de amor, esperanza y fe para dar lo mejor de cada uno de nosotros en todas nuestras acciones. No es necesario hacer un gran acto para ser solidario. Existen muchas maneras de ayudar a quienes más lo necesites, por ejemplo, convirtiéndote en voluntario, regalando un poco de tu tiempo y talentos a una buena causa.

“Ayudar a otros es un privilegio. Agradece la oportunidad de poder hacerlo”. Chamalú.

Buscar la manera de retribuir al mundo lo que nos ha dado es ser solidario. Y para esto no hay momento apropiado, puedes serlo en cualquier época del año, lo importante es ayudar. Bien lo dijo el Dalai Lama: “Casi todas las cosas buenas que suceden en el mundo nacen de una actitud de aprecio por los demás”. Por eso para hacer del mundo un lugar mejor hay que empeñarse en el bien común de manera firme y con mucha determinación, que sea parte de nuestros objetivos diarios.

Las grandes oportunidades para ser solidarios con los demás se presentan rara vez en la vida, pero las pequeñas aparecen a diario, por ejemplo, podemos donar nuestra ropa en buen estado y que ya no usemos y también el calzado; podemos dar de comer a alguien con hambre; podemos poner nuestros conocimientos y talentos al servicio de quien lo realmente lo necesite de manera gratuita. Siempre se obtiene una recompensa: la satisfacción de haber ayudado a otros.

La solidaridad también forma parte de la libertad y la igualdad, porque significa el respeto mutuo y el amor por el prójimo. Por eso no es casualidad que estos días se conmemoren en un mes que invita al cariño, la paz y la convivencia armoniosa.

Ser solidarios es la oportunidad para transformar nuestra vida y darle un propósito verdadero, porque ayudar a otro es ayudarse a uno mismo. Puedes ser solidario con solo escuchar y comprender a otra persona, haciéndole sonreír, regalando un consejo o un abrazo.

“Los humanos ayudamos porque somos capaces de sentir y de ponernos en la piel de los demás. Y ayudar genera felicidad personal y colectiva”. Elsa Punset. Sembrar buenas acciones ahora nos lleva a cosechar satisfacción y felicidad en el futuro.



Deja tus comentarios aquí: