Qué podemos hacer si queremos motivar a otros

Qué podemos hacer si queremos motivar a otros

Para algunas personas es fácil motivar a otros. Su actitud ante la vida y la filosofía que profesan les hacen el camino más sencillo, pues inspiran y motivan solo con su ejemplo. Si a pesar de eso, sientes que te cuesta un poco motivar a tu familia, amigos o a tu equipo de trabajo, existen algunas prácticas que puedes llevar a cabo para lograrlo.

Para los motivadores naturales el esfuerzo y los intentos por lograr las metas nunca están de más. Son personas que despiertan siempre con ganas de hacer las cosas bien, de tener nuevas experiencias, siempre tienen una idea fresca en la cabeza; sin embargo, transmitir este entusiasmo puede no ser sencillo siempre. Esta dosis de hoy pretende darte algunas ideas de cómo puedes hacer para motivar a otras personas, un poco valiéndonos de nuestro nombre, por algo somos Inspirulina, y si esta dosis te lleva a la acción, estaremos más que satisfechos.

El buen líder hace que las personas se motiven por sí mismas. Dar el ejemplo suele ser la mejor forma, es decir, ser la causa de la motivación del otro. Otra manera de motivar a las personas es recomendar pensar en cosas obviamente motivantes, cosas positivas, bonitas, que brinden buena energía. También puedes brindarle a la persona herramientas que le ayuden a nutrir la confianza en sí misma, y que derroten cualquier limitación que se encuentre en su mente.

El reconocimiento es fundamental para que la otra persona se sienta motivada y poderosa. Cuando le damos el mérito que se merece, se siente satisfecho y seguro de lo que está haciendo. También es importante tomar en cuenta que la gratitud forma parte de la motivación; si no agradecemos las oportunidades y aprendemos de cada situación buena y no tan buena, estaremos desaprovechando una buena dosis de inspiración.

En el camino de querer motivar a los demás no caben los prejuicios. No es coherente querer impulsar a otro a lograr sus metas criticándolo y juzgándolo, más bien hay que brindar confianza. Motivar a los demás es todo un arte; se trata de transmitir entusiasmo, de ser creativo y, sobre todo, coherente en nuestras acciones, animando a las personas a intentar lo que quieren y a perseguir sus sueños, haciendo que se sientan exitosos, que sepan reconocer sus virtudes y capacidades, que agradezcan, que se atrevan a soñar y que quieran la vida que tienen. Las personas que son capaces de motivar a los demás son sencillas y reflejan el brillo de su alma.



Deja tus comentarios aquí: