¿Qué sabes acerca de ser espiritual?

Muchos de nosotros  nos hemos preguntado a través del tiempo qué significa eso de ser ESPIRITUAL.

Otros, quienes hemos ido un poco más allá, nos hemos preguntado: «¿y cómo se practica?, ¿qué hay que  hacer?». Cuando estaba en la escuela pensaba que tenía que ver con rezar mucho; puede que así sea y aún no lo sepa. También pensaba, que era ESPIRITUAL yendo religiosamente cada domingo a misa- lo hice por algún tiempo- y definitivamente, al menos para mí, tenía que ver con algo más.

Respetando los supuestos, los puntos de vista, y las prácticas de cada persona, ninguna de las anteriores conecta con mi visión de ser ESPIRITUAL, pero no dudo que lo anterior sea un camino o un ensayo para lograrlo.

Sin embargo, con el tiempo y el estudio de algunas disciplinas (entre estas: artes marciales, meditación, Kabbalah, hipnosis) llegué a mi conclusión. Y con esto no pretendo convencerte de nada, por el contrario. Sólo quiero compartir mi humilde punto de vista, abrir una nueva ventana, ofrecer una nueva  alternativa, y ¿por qué no? sembrar una duda.

Nos hace espirituales el hecho de conectar y darle valor a aquello que no podemos ver, como por ejemplo, cultivando la Paciencia a diario para aceptar aquello que no podemos cambiar, siendo Humilde cuando en un momento determinado lo que deseo es vociferar o alardear acerca de mí.

Nos convierte en seres ESPIRITUALES emprender el camino del autoconocimiento para descubrir  nuestras fortalezas y flaquezas, dar con nuestro lado oscuro y esa contraparte que nos complementa, nuestro lado Brillante.  Siendo Comunicativos, Generosos y Tolerantes.

Somos Espirituales cuando entendemos que hay un Dios que NO castiga, sino que coloca desafíos para transformarnos en mejores seres humanos. Cuando comprendo que todo sucede tal cual como tiene que suceder, estoy siendo espiritual.

Aceptar que el Creador solo hace el bien, aunque las razones no estén claras para nosotros, nos conduce por el camino de la sensibilidad.

Ponerme en los zapatos del  otro, sentir su dolor  y hacer algo para aliviar ese dolor nos hace seres espirituales, así como ayudarles a conseguir sus propias metas y aprender a compartir de manera incondicional.

Ser amable con los demás cuando estamos del mal humor, buscar constantemente la lección en todos nuestros acontecimientos, pensar que podemos mejorar a pesar de lo difícil que puedan estar las cosas, nos convierte en seres de LUZ.

Y lo más importante, el hecho de convertirnos en personas genuinas o espirituales, demanda un trabajo titánico que no terminará sino cuando cambiemos de plano.

Cuando pienso en el siguiente axioma que a continuación voy a compartir siento una gran sensación de GRATITUD y PODER, el mismo encierra un profundo significado de ser espiritual, y reza:-  La Paz no es ausencia de caos y confrontación. La Paz es estar en medio de todo esto, mientras permanecemos tranquilos con Amor en nuestro corazón.

Todo lo Mejor,

José Enrique Silva.



Deja tus comentarios aquí: