Qué sabes sobre el colágeno

Según fuentes estadísticas, más del 45 % de las mujeres a partir de los 35 años sufren pérdida de colágeno. Las propiedades de esta proteína son variadas y el cuerpo se beneficia de ella, mejorando notablemente la salud.

El colágeno hoy en día está tan posicionado en el mercado que es conocido como la fuente de la eterna juventud. Existen tratamientos capilares, corporales, e incluso dietas para prever el envejecimiento prematuro.

¿Qué es?

Es una molécula proteica fabricada por células especializadas llamadas fibroblastos; es la más abundante en todo el organismo y se encuentra principalmente en la piel, los tejidos y los cartílagos. Se encarga de la elasticidad, firmeza y tersura de las dermis. Su mayor importancia reside en que proporciona sostén a los órganos, además, interviene en la juventud de la piel y en los huesos, tejidos y ligamentos, formando complejas redes de tejidos conectivos.

El colágeno aporta múltiples beneficios a nuestro organismo:

  • Cabello: actúa como un revitalizante y restaurador de las células fibrosas, nutriendo desde el folículo hasta la punta. Además, protege del daño causado por el sol, las secadoras y planchas.
  • Piel: es el principal responsable de la apariencia de la piel, ayuda a su tersura, firmeza y elasticidad. Al no tener suficiente colágeno se es más propensa a sufrir de estrías, arrugas, flacidez, envejecimiento y constantes dolores musculares.

La autoproducción de colágeno disminuye con los años, por lo que es recomendable ingerirlo en cápsulas o a través de alimentos como pollo, huevos, patas de cerdo, carne de res y pescados azules. También en frutas como el kiwi, guayaba, limón, naranja, piña, melón y fresa, o en vegetales como el pimentón, espinacas, perejil, coliflor y berenjena.

Las personas que están entre los 20 y 30 años pierden un aproximado de 1,5 % de colágeno anualmente. A partir de los 45 años este proceso de acelera y la fabricación se reduce hasta en un 35 %, por lo que se va notando la falta de elasticidad y firmeza.

Toma en cuenta esta información para ajustar tus hábitos alimenticios y actividades diarias en beneficio de tu salud. Agrega a todos estos datos los siguientes consejos.

  1. Usa protector solar de 15 o más FPS.
  2. Utiliza una crema que contenga retinol, ya que es un promotor en la producción de colágeno.
  3. Evita largos períodos de ayuno, lejos de adelgazarte te hacen malgastar las células de la piel. Haz ejercicios diariamente.
  4. Evita estar cerca de personas que fuman.


Deja tus comentarios aquí: