¿Qué significan los sueños?

El estado de dormir es también un estado de la conciencia. Puede manifestarse como dormir sin sueños y dormir con sueños. Los sueños, por tanto, también son una manifestación de la conciencia, aunque en un estado diferente al de vigilia.

El soñar nos pone en contacto con nuestra conciencia sin los límites espacio/temporales inherentes al estado de vigilia. Los sueños existen con una realidad diferente a la vigilia, pero no por ello más falsa o más verdadera. Simplemente es una forma distinta de como la conciencia puede manifestarse. Las leyes que rigen el mundo de los sueños son diferentes a las leyes de la vigilia, es como hablar dos idiomas diferentes, con el agravante de que al existir de manera diferente y tener leyes diferentes, la traducción de un nivel al otro siempre implica una grave adulteración.

Para empezar, los sueños se expresan en diferentes ámbitos o niveles a la vez. Dado que no están constreñidos por el espacio y la forma, y tampoco por el tiempo, pasado, presente, futuro, un mismo evento puede ser “entendido” por la mente de vigilia de diferentes formas de acuerdo al tipo de aproximación que elija para tratar de explicarse el “significado” del sueño, pero lo hará dentro de las leyes y parámetros de existencia en la cual existe la conciencia o mente de vigilia.

En realidad el sueño solo puede ser captado en toda su extraordinaria complejidad en el estado en el cual se expresa, sin traducciones. Múltiples estados y acontecimientos pueden ser representados por un solo objeto o acontecimiento. El espacio mismo es parte sustancial del sueño, dado que el sueño no requiere espacio para existir. El tiempo tampoco es lineal, un evento del pasado coexiste con sucesos del presente e intercambia con aconteceres del futuro sin ninguna incongruencia. Es por ello que para la mente de vigilia, todo sueño tiene elementos premonitorios, los sepa comprender o no.

Por otra parte, objetos, personas, espacio/tiempo, acontecimientos y un largo etcétera, tienen diferentes significados, a la vez, según el abordaje que se haga desde la conciencia de vigilia. Pero eso de “diferentes significados” solo tiene sentido desde la vigilia, para el sueño en sí mismo, el significado es uno, claro, nítido y diáfano.

En el post anterior, hablábamos de cinco abordajes o maneras de tratar de leer los sueños, y decíamos que habían a) elementos o recuerdos recientes, b) simbolismos de conflictos que la persona está sufriendo en ese momento, c) expresiones de enfrentamientos y pugnas vigentes a todo lo largo de la vida del soñante, d) símbolos y expresiones de la evolución trascendente o del sentido evolutivo de estay/otras vidas y junto a todo esto el e) elemento presagioso inherente a todo sueño.

Lo que hay que destacar, es que no son partes diferentes del sueño, no son “significados” distintos que deben ser leídos de manera separada. Realmente el sueño es una “Unidad”, es él, manifestándose como lo que él es.

La conciencia de vigilia no tiene los recursos de comprensión necesarios para captarlo en una sola integridad, pues existe dentro de otros parámetros y leyes, por lo que debe dividir el sueño en mensajes y significados diferentes. En realidad hay un solo mensaje, una sola comunicación, pero expresado en múltiples niveles de existencia a la vez.

Es como el mirar un paisaje marino. Podríamos dividir la visión en diferentes “partes”. Los colores y sus matices; por otra parte el movimiento o lo estático de los objetos; los sonidos que acompañan o no a las diferentes imágenes; sensaciones y texturas; emociones y recuerdos; brillos y opacidades; objetos, personas y otros seres vivos, etc. y así pudiéramos seguir dividiendo y pensar que estamos “entendiendo” mejor el paisaje visto. Pero realmente la visión es una sola, todo forma parte de un conjunto único el cual trasmite al unísono un mensaje. El todo, una vez más, es más que la suma de las partes.

Los sueños son parte inherente a nuestra vida. Todos los días soñamos lo recordemos o no. Y al igual que nuestra mente en el estado de vigilia es una manifestación de algo que está más allá de ella, la Conciencia Absoluta, los sueños también son manifestación de esa Conciencia.

Existen técnicas y formas de meditación para ser utilizadas durante la vigilia, también las hay para la conciencia en estado de sueño. Utilizar algunas de las técnicas meditativas para el estado de conciencia en estado de sueño, es una herramienta más para lograr trascender la mente cotidiana, la cual no es otra cosa que creadora de una realidad ilusoria, y alcanzar la unión con la Conciencia Absoluta de Amor Infinito.

RadioSi deseas escuchar la entrevista con el autor haz clic aquí.



Deja tus comentarios aquí: