¿Qué son y para qué sirven los mantras?

Mantra es una palabra sánscrita proveniente del antiguo conocimiento Veda – los cuatro textos más antiguos de la literatura india, base de la desaparecida religión védica- que se refiere a los sonidos que se producen al pronunciar sílabas, palabras o grupos de palabras. Las vibraciones que producen estos sonidos, al hacerlos de manera repetida, sirven para enfocar y sosegar la mente, y ejercen un efecto sanador en el cuerpo y espíritu.

Al buscar el significado etimológico de la palabra mantra nos encontramos que proviene de dos vocablos: Mans (mente) y tra (liberación). Los mantras pueden tener o no significado literal o sintáctico. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila. Los mantras utilizan un medio subliminal y actúan en el plano inconsciente .

Se pueden practicar durante un acto de meditación formal o en hechos más cotidianos como caminar o mientras se hacen las tareas del hogar. Consiste generalmente en pronunciar la sílaba o las palabras en voz alta y sentir la vibración que se produce en nosotros, específicamente en el pecho, aunque las repeticiones también se pueden hacer en silencio desde el pensamiento.

Antes de pronunciar el mantra se aconseja tomar aire y llevarlo al vientre, luego, intentar pronunciarlo por completo durante la exhalación. Antes de comenzar el próximo, conviene hacer que la última nota del que lo precede, sea más duradera. Al terminar, hay que permitir que el sonido baje progresivamente de volumen hasta que deje de ser un sonido externo y permanezca solo el interno.

Ahora, ¿Qué beneficio traen los mantras a nuestra vida? Acá nombramos algunos más importantes:

  • Nos permite estar en el aquí y el ahora. Esto hace que nos mantengamos enfocados y libre de pensamientos improductivos.
  • Ayuda a desvanecer estados de angustia o ansiedad llevándonos a la calma, disminuyendo la frecuencia del corazón y de las respiraciones.
  • Activan nuestra espiritualidad.
  • Relajación mental y corporal.
  • Estimulan y fortalecen nuestro sistema inmunológico protegiéndonos en mayor medida de las enfermedades.
  • Las personas que hacen uso frecuente de los mantras tienen ideas más inteligentes, creativas y certeras.
  • Mejoran la concentración y elaboración de pensamientos más claros.

Los mantras constituyen una práctica sana que puede ser realizada por cualquier persona profese o no alguna religión. Para palpar sus beneficios es recomendable practicarlos a diario.



Deja tus comentarios aquí: