Quemando la grasa abdominal

Quemando la grasa abdominal

Puede que en algún momento de tu vida te hayas visto al espejo y te hayas dado cuenta de que tienes una barriga, un exceso de peso que antes no llevabas contigo a todos lados. Es normal que cada vez que te veas al espejo quieras desaparecerla mágicamente, pero esa zona donde ha aparecido esa grasa extra es una de las más difíciles de trabajar y eliminarla suele ser un trabajo complicado.

Es normal que más de una persona se te acerque con la solución perfecta para eliminar esa grasa de forma localizada, pero cualquier opción o técnica que te digan es mentira, tu cuerpo no distingue regiones. No es así tan sencillo como que vas a llegar al gimnasio a realizar cardio y le vas a decir a tu cuerpo: “hoy quemamos solo la grasa del abdomen “, pues no, así no funciona nuestro cuerpo. La única vía que existe para eliminar la grasa es haciendo ejercicio, de esta forma tu cuerpo tendrá que tomar esa grasita extra acumulada en todo tu cuerpo para utilizarla como energía. Deberás crear lo que se conoce como déficit calórico, que consiste en quemar más calorías de las que consumes. De esta forma tu cuerpo empezará a eliminar la grasa acumulada. Tan solo necesitas de buenos hábitos y mucha paciencia para empezar a ver los resultados.

Eliminando hábitos

Deja de buscar alternativas o atajos, la única forma de ver tus abdominales es con una buena alimentación. Si tienes los recursos económicos para acudir a un nutricionista, es la opción más adecuada, si no los tienes tan solo debes comer bien y alejarte de los alimentos que no aportan ningún nutriente a tu organismo. Suena sencillo pero no es tan fácil de lograrlo en la práctica, recuerda que estamos rodeados de publicidad de alimentos procesados, dulces y refrescos.

Nunca olvides que cuando se habla de dieta en realidad se está hablando de una correcta alimentación, nunca debes pasar hambre, al contrario debes mantener a tu cuerpo bien alimentado. Puedes comer cada 3 horas siempre y cuando ingieras alimentos que aporten nutrientes para tu cuerpo, y controles las porciones.

Poco a poco debes ir ajustando las porciones que colocas en el plato hasta que consigas el balance perfecto. Incluye muchas verduras y frutas en tu plan alimenticio.

Adiós a los suplementos

Como te dijimos anteriormente: Olvídate de los atajos. Las vías rápidas nunca traen nada bueno, puedes terminar volviendo a tu peso original o incluso ganar mucho más. Si no decides cambiar tus hábitos en algún momento volverá todo el peso perdido.

Nunca esperes por un lunes o un primero de enero para cambiar, cualquier día es bueno para empezar a mejorar nuestro estilo de vida. Siempre recuerda que para eliminar viejos y malos hábitos debes aprender unos nuevos. Así que empieza a comer mejor, acostúmbrate a realizar ejercicios diariamente y será cuestión de tiempo para que empieces a ver cambios en tu cuerpo y en tu zona abdominal.



Deja tus comentarios aquí: