¿Quién descubrió el hummus?

¿Quién descubrió el hummus?

Las discusiones sobre quién inventó al hummus parecen guerras políticas. Son bien parecidas a las que se forman cuando hablamos del pisco entre Chile y Perú, o el mofongo entre Puerto Rico y República Dominicana.

¿Fueron los turcos, los libaneses, los griegos o quién? ¿Quién fue el primero que trituró los garbanzos? Lo cierto es que, aunque se les da crédito a los árabes, hay un pasaje bíblico en el que se interpreta que los judíos comían hummus en los tiempos de la Biblia. 

¿Debe ser caliente, frío o a temperatura ambiente? ¿Grumoso o sedoso, notarse más el tahini o los garbanzos, con salsa, más garbanzos por arriba, vegetales, piñones o carne molida? La discrepancia nunca termina, pues cada país interpreta esta receta a su forma y, si me preguntas, es cuestión de gusto.

En Israel, el hummus tiene un espacio fijo en la mesa. En un viaje a este país, me sorprendió ver puestos en el mercado, en el que solo hacían tahini (pasta de sésamo). Luego llegué a un restaurante en el que solo vendían diferentes tipos de hummus. Te podrás imaginar lo delicioso que es. Uno era mejor que el otro. El hummus israelí se caracteriza por ser muy colorido, suave, es casi como una salsa, siempre con varios “toppings”, y con sinceridad diría que es de los mejores que haya probado.

Aquí está mi receta del hummus que hago en casa cuando quiero revivir ese mágico viaje a Israel. Aunque para mi sorpresa, luego leí que la receta que comí fue inspirada en otra libanesa que se llama hummus kawarma y se hace con cordero. O sea, la guerra de quién lo inventó o quién lo hace mejor, nunca quedará clara.

Mi versión de hummus israelí:

Para la carne:

  • 1/2 libra de churrasco, cortado en finas tiras
  • 1/4 cdta. de canela en polvo
  • 1/2 cdta. de nuez moscada
  • 1/2 cdta. de zaatar (mezcla orégano, tomillo y sésamo si no tienes)
  • Sal y pimienta blanca a gusto

Para el hummus:

  • 1 lata 15 oz. de garbanzos
  • 1 diente de ajo
  • 1/3 taza de tahini (pasta de sésamo)
  • 1/4 taza de agua fría
  • Jugo de 1/2 limón (al gusto)
  • Pizca de comino en polvo
  • Sal y pimienta negra a gusto

Para la salsa de limón:

  • 3 cdas. aceite de oliva
  • Jugo de 1/2 limón
  • 1 cdta. de perejil fresco, cortado bien pequeño
  • 1 cdta. de menta fresca, cortada bien pequeño
  • Pizca de sal y pimienta negra

Para el final:

1 cda. de piñones tostados para decorar

Lo que tienes que hacer:

En una licuadora (no procesador), mezcla todos los ingredientes del hummus y deja a un lado. En un sartén en temperatura alta, tuesta los piñones por 30 segundos a 1 minuto y deja aun lado.

Combina todos los ingredientes de la salsa y deja a un lado. Sazona las tiras de carne. En un sartén bien caliente, con un poco de aceite de oliva, agrega la carne y cocínalas hasta que estén casi cocidas, pero aún jugosas. Retíralas del sartén y córtalas en trozos bien pequeños.

Sirve el hummus en un plato o envase profundo. Agrega a la carne por arriba un poco de la salsa, y los piñones al final. Sirve con un pan pita que no sea muy fino, ni seco. Calienta el pan por unos minutos en el horno antes de servir. Hasta con rábanos, hojas de lechuga o zanahorias, sabrá delicioso.

¡Buen provecho!

Foto de La cocina no muerde



Deja tus comentarios aquí: