¿Quién es la danta?

La danta de tierras bajas o Tapirus terrestris es el mamífero terrestre más grande de Venezuela, pesando hasta 200 kg. Aunque se le confunde con el oso hormiguero o el elefante, está emparentada con los caballos y rinocerontes, formando el orden de los perisodáctilos: animales cuyas extremidades tienen un número impar de pezuñas.

Las dantas se caracterizan por su cuello robusto, su larga crin oscura y por su trompa corta o prosbócide. Su pelaje es de color pardo negruzco uniforme, aunque cuando nacen presentan manchas blanco-amarillentas en forma de estrías. Este ungulado está fuertemente asociado tanto a ambientes terrestres como acuáticos, utilizando estos últimos para reproducirse y para huir de sus depredadores.

instagram_6Son animales solitarios, que están activos principalmente durante la noche, alimentándose de frutas, tallos, hojas y cortezas de árboles. Debido a su dieta se les conoce como “los arquitectos de los bosques”, ya que dispersan las semillas de las plantas que consumen, por lo que son especies fundamentales para el mantenimiento de los bosques.

En Venezuela también se le conoce como danto o tapir, así como Wasadi (Yekuana), Shama (Yanomami), Daadil (Warao), entre otros. La danta es un símbolo para muchas culturas, representándosele incluso, como la cabalgadura de la mística María Lionza en la ciudad de Caracas. Originalmente habitaba tierras bajas del noreste de Colombia hasta el norte de Argentina, aunque hoy en día sus poblaciones han disminuido por el comercio de su carne y la pérdida de hábitat. En Venezuela su cacería está prohibida, considerándosele una especie amenazada de extinción.

Su situación es crítica al norte del Orinoco, donde el Parque Nacional Guatopo es uno de los últimos refugios para la especie. Conservar a la danta es un reto importante que debemos afrontar todos los venezolanos para no perder una especie clave de nuestros bosques tropicales.

Por: Emiliana Isasi-Catalá



Deja tus comentarios aquí: