Razones efectivas para practicar la lactancia materna exclusiva

Razones efectivas para practicar la lactancia materna exclusiva

La lactancia materna exclusiva tiene muchos beneficios tanto para el bebé como para la madre. En el caso de los bebés, mejora las defensas lo que ayuda a evitar enfermedades como el asma, la obesidad y diabetes, así como a disminuir las alergias, disminuye los niveles de colesterol y presión arterial. También reduce el riesgo de cáncer y síndrome de muerte súbita infantil.

Con respecto a las madres, la lactancia materna incluye beneficios como recuperar la línea ya que usa la grasa corporal para producir leche, permitiendo que recuperes tu peso y nivela el colesterol y la presión arterial.

Las madres que practican la lactancia reducen en un 60 % el riesgo de padecer de cáncer de mama, así como de cáncer de útero. La lactancia materna también aumenta la producción de oxitocina que alivia el estrés. Si eres de las mamás que no quieren darle la teta a tu bebe, ahora tienes algunas buenas razones para hacerlo. Además, las sesiones de lactancia no son tan largas, suelen durar unos dieciséis minutos aproximadamente, de seis meses a un año, según lo que recomienda la OMS. A los seis meses puedes comenzar a dar alimentos complementarios a tu bebé.

Otra ventaja que puedes tomar en cuenta es el costo de las fórmulas. Dedicarte durante seis meses a la lactancia exclusiva puede ayudarte a ahorrar un poco de dinero o a usarlo para otros gastos.

Si todavía no comienzas con la lactancia, toma en cuenta las siguientes sugerencias:

  • No coloque horarios, ofrece pecho a menudo durante el día y la noche.
  • Asegúrate de que tu bebé succiona bien y en la postura correcta.
  • Deja que el bebé mame del primer pecho el tiempo que quiera hasta que lo suelte.
  • Mientras más mame el bebe, más leche vas a producir.
  • Evita los biberones y los chupones.

Es muy importante que encuentres momentos para descansar. Si necesitas ayuda para cuidar al bebé, pídelo y busca apoyo en tu pareja y familia. Así como también toda la información que necesites para estar clara sobre el proceso que significa dedicarte a la lactancia exclusiva de tu bebé.

En algunos casos las madres no quieren dar teta porque le duelen los pezones o se resecan; existen maneras para cuidarlos, como hidratarlos con crema de caléndula o lubricar con tu misma leche para aliviar y sanar las grietas. También puedes colocar los pechos al aire libre varias veces al día. Solo hay buenas razones para ofrecer lactancia materna exclusiva y procurar un desarrollo saludable para tu bebé, mientras tú también te beneficias.



Deja tus comentarios aquí: