Reconociendo la actitud de corazón

Reconociendo la actitud de corazón

Hablar sobre tener actitud de corazón puede resultar confuso. Quienes tienen la respuesta a la pregunta ¿qué es la actitud de corazón? seguramente responderán: “actuar desde el sentimiento”, o tal vez te digan “ser genuino, es decir, actuar desde lo que sientes”.

Entonces, la actitud de corazón no es más que ser auténticos desde el amor, aunque a veces por sentir dolor o porque alguien nos haya lastimado, queremos actuar en contra y por venganza. Si tu corazón está roto, haz arte con los pedazos; no permitas que la actitud de otros cambie tu corazón. La idea es meterle amor al caos para ver las cosas buenas.

En otras palabras, una actitud de corazón es una actitud de agradecimiento. Esa es la manera más efectiva de reflejar los sentimientos más puros y genuinos. Además, es la forma de crear la vida que mereces sin creer en miedos o inseguridades.

¿Qué puedes hacer para lograr una actitud de corazón?

1. Despierta cada día con actitud de gratitud.
2. No permitas que la actitud de otros cambie tu corazón.
3. Haz lo que tu corazón indique.
4. Mantén tu corazón contento y satisfecho.
5. Cree que todo es posible.

Lo que tu mente cree tu corazón lo crea, por eso la actitud de corazón positiva y entusiasta siempre te llevará a lograr tus sueños, ya que confiar en ti es confiar en tus sentimientos y, por ende, en tu corazón. ¡Todo está conectado! Por eso, toda la energía que necesitas y la voluntad para alcanzar tus metas reside en cómo te sientes hacia eso que quieres obtener. Es importante vivir cada sueño y guiar cada acción de nuestras vidas desde el amor propio, y obviamente desde la actitud de corazón. Esa es la vía para hacer la diferencia.

La actitud de corazón agradecida es la llave que abre todas las puertas, y es lo que permite que siempre tengas espacio amar y aprender de cada persona o situación que te encuentres en la vida. Esa es la única diferencia entre un día bueno y uno no tan bueno: la actitud. Porque para ser feliz a pesar de los obstáculos, tienes que saber sentir y tomar las oportunidades sin tantas expectativas, así se practica una actitud de corazón genuina.

Para llegar a tus metas y ser feliz, no puedes permitir que el desánimo cambie la actitud de tu corazón. Recuerda que si vives en el aquí y el ahora, tendrás más bendiciones que problemas. Agradece y sigue adelante, que allá están tus sueños por cumplir.



Deja tus comentarios aquí: