Reencuéntrate

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad.

Cuando hablamos de reencuentros muchos nos imaginamos nuestros compañeros de clase en la escuela, universidad o los amigos de la ciudad que tuvimos que dejar por nuestro primer trabajo que nos llevaría a ser hombres o mujeres de bien como siempre escuchamos y anhelamos.

Es difícil no pensar en reencuentros en el último mes del año, cómo no recordar el desayuno de mama, los regaños de papa, los consejos de los abuelos, aquel novio o novia que dejamos en el pasado, o [email protected] [email protected] del alma que es tan difícil de olvidar. Reecuentro; el hecho de volver a encontrar o a encontrarse, el mirar atrás 365 días y ver como comenzó un año y entender si hicimos o no lo correcto, si tomamos las mejores decisiones o erramos, si vivimos lo que teníamos que vivir a simplemente dejamos que la vida decidiera por nosotros.

Estamos próximos a finalizar el 2013 para da bienvenida al 2014, pronto pasaran las elecciones en Venezuela y al abrir los ojos ya estaremos de frente con el 31 de diciembre y las doce campanadas. En estos días que faltan del 2013, trata de tener unas horas a solas, no importa la euforia, emoción o satisfacción de tener a tus seres queridos al lado por un día este año, nada se compara con el hecho de tener un momento a solas con el creador, que sea tu cita del año, la que habías estado esperando durante tantos días y que por instante más que palabras puedas verte con Dios, cara a cara por un instante y tener tu “Reencuentro”.

Muchos lo llaman llegar al Nirvana, al momento cumbre, al encuentro con tu yo interno, e infinidades de nombres que pudieran surgir al hablar de ese momento íntimo. Yo solo lo llamo “Mi Tiempo con Dios” y en esta oportunidad mi “Reencuentro con Dios”, es el momento donde por un largo tiempo pongo mi vida en las manos de Dios y coloco el 2014 en sus manos.

Cuantos errores cometimos en este año que está terminando, cuantas malas experiencias, momentos que no quisiéramos recordar, pero pasaron, aun cuantos buenos momentos que no quisiéramos que pasaran, aquellos triunfos que nos hicieron sentir tan bien y anhelaríamos que esa sensación perdurará por un largo tiempo, pero también pasaron.

Es el último mes del año, aprovecha para reencontrarte, analiza tu vida, saca conclusiones, pide perdón por los errores y agradece por los aciertos, replantea tus fracasos y mantén vivos tus éxitos, redirecciona tu vida hacia donde el creador quiere llevarte, no importa cuánto duela, Dios siempre tiene la mejor decisión y la última palabra. No dejes de tener tu día de Reencuentro, es el momento ideal para pensar, reflexionar y accionar. Estoy seguro que luego de ese momento cumbre irás camino al éxito, tomando sabias decisiones y marchando en la dirección correcta.

No sigas más los atajos que te ofrece la vida, llego fin de año, quedan pocos días, aprovecha este momento, y antes que suenan las 12:00 m del 31 de diciembre, prepara tu corazón para lo que viene, un nuevo camino y una nueva oportunidad de vida; 365 nuevas oportunidades de vida. Al final del año recordamos a los que se fueron, los que llegaron y los que anhelamos que llegaran y no llegaron. Cuida los que ya tienes y disfruta con ellos, Dios te dio un regalo hermoso llamado «Vida», cuídala y aprovéchala.

«Así habla Dios; el que abrió un camino en el mar, una senda a través de las aguas impetuosas; Olvida las cosas de antaño; ya no vivas en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no te das cuenta. Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados». Isaías 43:16.

Vienen días maravillosos para tu vida, prepárate desde ya para el 2014; las cosas invisibles de Dios se harán claramente visibles en tu vida al creer en Él: “Reencuéntrate”, aún estás a tiempo.

Por: Lcdo. Norbey Rodríguez

Comunicador Social / Teólogo/ Coach de vida

[email protected]

Twitter: @norbeyrodriguez

www.corpoleader.com



Deja tus comentarios aquí: