Reenfocar la adversidad

Reenfocar la adversidad

Para qué negarlo. Las adversidades atormentan incluso al más sosegado de los seres humanos, simplemente porque nadie disfruta sufriendo —aunque hay excepciones—, ni siembra obstáculos en su contra conscientemente.

Con toda probabilidad, tendremos adversidades y obstáculos a lo largo del camino. Hay que contar con ello, dar la vuelta a la tortilla y centrarnos en las consecuencias positivas que pudieran extraerse. Pobre del que, apesadumbrado por los golpes de la vida, sea además incapaz de obtener aprendizajes tras los fracasos.

En una entrevista reciente para los canales MegaTV y VePlus, la cantautora panameña Erika Ender me confesó que sus divorcios resultaron dolorosos, pero al mismo tiempo fecundos para su obra musical.

«Las experiencias son enriquecedoras para escribir», me dijo la popular co-autora de Despacito.

Tras su primera separación compuso la canción Cinco minutos, ganó el Billboard en 2009 y estuvo 52 semanas en los primeros lugares. Luego del segundo divorcio vino Ataúd, el single de Los Tigres del Norte, que le proporcionó el Grammy Latino.

Y es que las relaciones humanas son como los planetas. Unas veces, la rotación los acerca, y otras, los aleja. La rotación no se detiene, por lo que nunca hay que tomar las cosas desde un punto de vista tan personal.

Precisamente a Erika Ender, multipremiada y creadora de conciencia, entregaremos el Premio a la Filantropía, de la Fundación Ismael Cala, en la Gala Fifty el 14 de septiembre en Miami.

No todos creen que la adversidad es el terreno más fértil de la creación artística. Es el caso de Joan Manuel Serrat, quien dice estimularse mejor cuando es libre y está feliz La opinión del gran cantautor español es muy respetable y muestra los amplios márgenes y circunstancias de la creatividad humana.

Sin embargo, obstáculos y problemas seguirán existiendo. Podemos trabajar para aminorar el impacto, educarnos para crear progreso y bienestar y aprender a rebotar después de las caídas, pero las adversidades continuarán rotando, como la vida misma.

La sabiduría popular atribuye al mariscal francés Ferdinand Foch una genial frase durante la Primera Guerra Mundial: «Mi derecha se retira, mi centro está cediendo, imposible de maniobrar. Excelente situación. Ataco».

Dejando completamente de lado la connotación militar de la idea, ¿qué más se puede decir sobre buscar oportunidades frente a la adversidad?

Foto creada por rawpixel.com – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: