¡Relaja tu mente mientras cocinas!

¡Relaja tu mente mientras cocinas!

En un mundo que se mueve tan rápido, cada vez se hace más difícil encontrar unos minutos para el descanso. ¿Nos creerías si te contamos que puedes relajar la mente mientras preparas la cena? ¡Así es! Como indican en el portal web Huffington Post, cocinar es una excelente oportunidad para estar presentes, atentos y conscientes, en lugar de distraerse, sentirse estresado o abrumado. Mientras cocinas puedes entrenar la mente y entender lo que significa estar en el aquí y ahora. De eso se trata la meditación. Para relajarse, a veces sólo basta con respirar, observar y hacer silencio.

Si tu agenda es muy apretada y te parece una misión imposible encontrar unos minutos para relajarte, te mostramos algunos consejos de Huffington Post para que pongas en práctica la meditación desde tu cocina. Antes de empezar con el ejercicio, te recomendamos que apagues el celular y la computadora para evitar cualquier tipo de distracción.

Paso 1: Escucha

Centra tu mente en el presente y afina tus sentidos. Escucha los sonidos, disfruta los olores y sensaciones desde el momento en que el agua comienza a hervir, viertes el aceite en el sartén o colocas los alimentos en la parrilla u olla.

Paso 2: Permite

Cuando comiences a cocinar los distintos alimentos, observa cómo la suma de cada nuevo ingrediente afecta la fragancia del plato. Activa 100% todos tus sentidos e intenta evitar las distracciones. Permite centrar tu mente y toda tu atención tu respiración, en los sonidos y fragancias.

Paso 3: Concéntrate

Siempre existirá la tentación de divagar. Intenta tomar consciencia de los cambios de ánimo y pensamiento en todo el proceso de cocción. Como explica el médico y conferencista hindú Deepak Chopra, aunque no puedas controlar todas las ideas y emociones que ocupan tu mente, sí es posible que decidas cuánto peso le das a cada una.

Paso 4: Observa

Observa todo lo que ocurre en tu mente. Si comienzas a sentirte ansioso o con estrés, vuelve a centrar tu atención en el olor de la comida, en los sonidos, en la combinación de sus colores. Vive tu presente y relájate.

Paso 5: Analiza

Piensa en cómo te sentiste durante el proceso. Ser consciente de los pensamientos permitirá que el ejercicio sea más placentero y disfrutarás de una experiencia más serena en la cocina.



Deja tus comentarios aquí: