Relájate durante el embarazo

Relájate durante el embarazo

Cuando hablamos de embarazo, normalmente nos imaginamos un período placentero, encantador, casi poético, en el que en nuestro cuerpo se desarrolla la vida de nuestros hijos, y en parte, así es. Pero las que hemos vivido esa hermosa etapa, sabemos que la moneda tiene otra cara: las hormonas las tenemos alborotadas, nuestros cuerpos están cambiando y tenemos un justificado nivel de ansiedad por la incertidumbre sobre la salud del bebé y la responsabilidad que nos viene encima.

Si tomamos en cuenta que el embarazo dura 9 meses y durante ese tiempo el bebé recibe todo lo que comemos, sentimos y hacemos, lo mejor es buscar la forma de distendernos y crearle un ambiente sereno y feliz.

De acuerdo a Irene González, instructora de Yoga y mamá, “el relajarse permite crear un mundo íntimo, parar y entrar en un estado de bienestar para conectarse con el bebé y con nuestro cuerpo” Físicamente nos ayuda a bajar los niveles de tensión, bajar la presión arterial y aumentar el oxígeno que recibe el bebé. “Y si se practica la visualización, además se puede aprovechar para ensayar mentalmente cómo quiere uno que salgan las cosas”.

Beth Shea, escritora y cofundadora de Petite Planet, recomienda 5 formas naturales de relajarse.

Tomar una Luna de miel prenatal. Aparte de la luna de miel después de la boda, es una excelente idea tener otra con tu pareja antes de que nazca el bebé. Lo ideal es hacerlo en el segundo trimestre. Tomarse unos días en un sitio relajado para dedicarse a disfrutar, conectarse con el bebé y dejar atrás las preocupaciones. Si no tienes tiempo para un viaje, tal vez escoger un sitio en la ciudad que les permita una escapadita.

Aliméntate correctamente. Lo que comemos afecta nuestro organismo y nuestro estado de ánimo, y en este caso, el del bebé. Evita alimentos que puedan indigestarte y aquellos altos en azúcar o en cafeína. Además es recomendable que las frutas, vegetales y los lácteos sean orgánicos para reducir la posibilidad de ingerir toxinas.

Respiración y meditación son dos de las mejores y más sencillas formas de relajarse. Una técnica apropiada de respirar puede mejorar tu salud y la meditación te ayuda a bajar el estrés y la ansiedad. Además es una herramienta útil para la hora del parto.

Ve a nadar. De acuerdo a Irene González hacer ejercicios es excelente durante el embarazo. El ejercicio alivia las tensiones físicas y emocionales y libera endorfinas que nos hacen sentir bien. El tipo de ejercicio depende del nivel de actividad que la madre llevaba antes del embarazo. “Siempre es importante consultar con el médico o la partera que lleva el control prenatal, pero los ejercicios más seguros para todas son caminar, el yoga y la natación”.

Usa aromaterapia. Aparte de relajarte, fragancias como lavanda, jengibre, limón y menta, ayudan con los mareos de los primeros meses Puedes usar unas gotas en el baño, en un envase con agua cerca de la cama o en un pañuelo. Palo de rosa, caléndula, geranio, lavanda, entre otros aromas, son buenos aliados para la relajación.

El período de gestación es ideal para aprender asumir una vida más sana, manejar el estrés y procesar emociones. ¡Aprovéchalo al máximo!



Deja tus comentarios aquí: