Remedios caseros para acabar con la caspa

Remedios caseros para acabar con la caspa

Una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y sobre todo de nuestra imagen personal es el cabello. Sin embargo, existe un enemigo público que puede afectar la salud de nuestro cuero cabelludo. Este enemigo es la caspa, la cual es provocada a por el microbio malassezia globosa, el cual ya se encuentra en nuestra piel y se encarga de descomponer sus grasas y de producir ácido oleico, un componente que irrita el cuero, provocando así la aparición de este problema. Todo esto tiene diferentes factores que lo originan, entre ellos el estrés, la aparición de hongos, la mala alimentación, la contaminación, reacción alérgica a productos químicos, entre otros.

A continuación daremos una lista de remedios caseros que se pueden usar para combatir la caspa:

Aspirina: los champús anti-caspa contienen ácido acetilsalicílico, ingrediente que también contiene la aspirina. Para hacer uso de esta medicina, debes triturar al menos dos pastillas y echarlas al champú que usas diariamente. Cuando vayas a enjuagar tu cabello, debes dejar actuar la mezcla durante unos minutos y luego retirarla con abundante agua.

También puedes hacer la mezcla de una cucharada de vinagre con tres aspirinas y aplicarla directamente a tu cuero cabelludo, masajeándolo un poco y dejándolo reposar durante media hora. Luego debes lavar tu cabello. Este tratamiento no solo ataca la caspa, sino que también repone el cabello.

Limón: el jugo de limón prácticamente cura casi todo, mata infecciones, bacterias y hongos también. Por eso es recomendable agarrar el jugo de esta fruta y aplicarla en el cuero cabelludo directamente y masajear constantemente, para luego dejar reposar durante unos minutos y por último lavar la cabeza.

También existe otra receta que se basa en mezclar una cucharada de jugo de limón con cinco cucharadas de aceite de coco, y al realizarse bien esta preparación se debe colocar en el cuero cabelludo para luego cubrir la cabeza con una toalla seca y mantener esta mezcla cubierta durante toda la noche. Debes lavar tu cabello al día siguiente.

Bicarbonato de sodio: su acción es simplemente controlar los hongos que provocan la caspa. Su aplicación es muy fácil, solo debes remojar tu cabeza y frotar el cuero cabelludo con el bicarbonato, dejándolo reposar durante 15 minutos y luego enjuagar con agua solamente, sin usar el champú. Esto ayudará a que la piel produzca su grasa natural y ayudará a la eliminación de escamas.

Sábila / Aloe Vera: esta planta es conocida por tener grandes propiedades medicinales para la piel, y en este caso su labor es de servir como antimicótico y antibacterial. Lo que debes hacer es aplicar el jugo fresco del aloe en tu cuero cabelludo y dejarlo actuar varios minutos antes de tomar el baño. Este procedimiento debes realizarlo de forma diaria.

Vinagre blanco: este ingrediente de cocina contiene ácido acético, el cual evita la formación de hongos y bacterias en la piel. Lo que debes hacer es mezclar tres partes de agua con una parte de vinagre y aplicarla en tu cabello y cuero cabelludo luego de que te hayas lavado la cabeza con champú. También puedes aplicar el vinagre directamente en tu cuero y dejarlo reposar durante toda la noche, luego te lavas el cabello sin problema.

Aceite de oliva: calienta un poco el aceite y aplícalo directamente en tu cuero cabelludo. Debes cerciorarte de que no esté excesivamente caliente. Masajéalo y cubre tu cabeza con una toalla, dejando reposar durante media hora. Luego enjuágate con champú y repite este procedimiento todos los días. Además de limpiar el cuero cabelludo de las escamas, también ayuda a que el cabello recupere su brillo y su aceite natural.

Por Nadja Méndez Cuberos

Con información de Naturísima e iMujer



Deja tus comentarios aquí: