Requisitos para casarse

No voy a decirte los trámites y documentación que se requiere para llevar a cabo un enlace matrimonial. Hay requisitos que damos por hecho que están cubiertos, y que no los volteamos a ver hasta que surge una dificultad, son algo así como “las letras chiquitas” que no leímos y que te escribo en letra grande para que, en pareja, las comenten esperando les sirvan en este camino que están a punto de tomar.

TOMA CONCIENCIA
Antes de decir que SI!, cambiar tu estado en las redes sociales e iniciar los preparativos para la boda, tomen conciencia del compromiso que van a adquirir. El matrimonio no es la fiesta, los regalos, la luna de miel, la casa nueva, la libertad de poder llegar a la hora que quieras, etc. El matrimonio es un compromiso a largo plazo, un plan de vida en común, lleno de responsabilidades diarias y constantes que generalmente van de menos a más y claro, satisfacciones de acuerdo al cumplimiento de éstas. Para que quede un poco más claro, yo sugiero lo siguiente:

PLATICAR LAS EXPECTATIVAS
Muchas parejas se casan sin haber tenido una charla, por lo menos, sobre lo que cada uno de ellos espera del matrimonio, dan por sentado de que porque ya tienen algún tiempo juntos pueden convivir bajo el mismo techo por el resto de sus vidas. Es importante que se hable de lo que uno está o no está dispuesto a hacer por su matrimonio, las responsabilidades que tendrá cada uno dentro y fuera de la casa, lo que sucederá cuando lleguen los hijos, y cuándo será el momento propicio para hacerlo. La relación con la familia política; hasta dónde la dejarán participar dentro de esa nueva familia que está por formarse. Hablar del dinero y cómo se pagarán las cuentas es importantísimo para evitar malos entendidos o sentimientos de inequidad. Temas como religión, métodos anticonceptivos, festividades, etc, pueden llegar a ser motivos de discusión. Si de todas formas lo van a hablar cuando llegue el momento, mejor platíquenlo ahora que tienen toda la disposición.

RESPETO, CONFIANZA Y COMUNICACIÓN
Y las menciono juntas porque no existe una sin las otras. No se trata de estar siempre de buenas, de contarnos todo lo que pasa en el día y todos los pensamientos que nos llegan a la cabeza. Se trata de aceptarnos como somos, de hablar con inteligencia para no herir y de buscar la manera de vivir en armonía.

FE
Sea cual sea la religión que profesen, acérquense más. Como individuos y como matrimonio, se requiere una base de formación sólida, una guía, un camino, un soporte. La Fe en un ser Superior, la palabra o consejo de un mentor y llevar una vida de acuerdo a sus creencias, le darán fuerza a su matrimonio.

HACERSE CARGO DE SU PROPIA FELICIDAD
La felicidad no es endosable, no responsabilices a tu futuro esposo(a) de tu éxito o fracaso. Recuerda que son dos seres completos e individuales que se unen para enriquecerse mutuamente, no para completarse. Aquél que espere que su pareja “lo haga feliz” está cometiendo una injusticia y está dejando en manos de otra persona su responsabilidad.

VOLUNTAD
Ya lo decía Albert Einstein “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: La voluntad”. Seguramente habrá días complicados, discordia respecto a algún tema, cada quien defenderá su punto. La voluntad es ese SI que te levanta y te hace tomar decisiones, procuren que siempre sean para bien de su matrimonio, ya que la voluntad que cada uno tenga por mantenerlo sano, será la que los mantenga juntos. Este elemento es imprescindible, la voluntad es sinónimo de amor, y con amor, todo es posible.



Deja tus comentarios aquí: