“Reto Navego La Isla”: una ola de buena energía

“Reto Navego La Isla”: una ola de buena energía

Recientemente tuve la oportunidad de hacer el “Reto navego la isla” que consistió en navegar en kitesurf todas las playas aptas para este deporte en la isla de Margarita, Venezuela. En 17 días consecutivos y 20 spots.

Muchas personas me han preguntado cómo logré mover tantas personas para que todo saliera como se dio, en medio de un país tan caótico. La verdad es que no fue fácil. Vivir con la tasa de inflación más alta del mundo, con una inseguridad a todo nivel y un discurso político desalentador es deprimente. Sin embargo, siempre he creído que muchas cosas en la vida dependen de la perspectiva con la que decidas verla. Esperábamos que se desconectaran de tantas cosas malas y vieran lo que nadie nos podrá quitar en nuestro país: la naturaleza y su gente buena.

Mientras coordinábamos, leí una frase que me marcó: “no es más rico quien más tiene, sino el que menos necesita”. Así que pensé que por intercambio podríamos obtener todo lo necesario para realizar este estudio de las playas, y así promover el turismo de aventura en la nación que me vio nacer.

Conseguimos el traslado, las comidas, fotógrafos y camarógrafos. Logramos unir a emprendedores de la isla: escuelas deportivas, clubes de entrenamiento, chefs, dulces caseros y corporativos, hoteles, agencias de viaje y medios de comunicación. Fue una ola de buena energía.

Tuvimos todo para realizar en abundancia nuestro “Reto navego la isla” en el año más crítico de Venezuela, y en medio de tanta oscuridad, lo hicimos.

Fue un espectáculo de energías positivas con las que arrancó mi 2018. Con todo esto lo que quiero decir es que cuando creamos buenas ideas, con inteligencia, donde todos ganan y muchas personas se ven beneficiadas, las cosas se dan.

Solo hay que visualizarlas y creer que sí se puede. Se los digo yo: una venezolana que tiene a casi toda su familia y amigos fuera, pero decidí, al menos por 17 días, llenar de alegría a muchas personas con noticias y acciones positivas, en vez de negativas.

¡Espero pronto contarles una nueva aventura llena de aprendizaje!

¡ALOHA!



Deja tus comentarios aquí: