Rituales para estas fiestas navideñas

Rituales para estas fiestas navideñas

¿Cómo pasas estas fiestas navideñas y de fin de año? Te comparto algunas tradiciones que tenemos en casa para celebrar, agradecer y atraer bienestar y prosperidad. Usar tu poder creador para manifestar lo que quieres con estas recomendaciones.

¿Que es un ritual?

Para mí es una ceremonia que representa algo que quiero tener, soltar o crear en mi vida. Es una energía, emoción y unas acciones que enfoco y aprovecho para usarla en función de una intención. Como somos seres poderosos y creadores, podemos utilizar el entusiasmo propio de estas fiestas para dejarle claro el mensaje al universo de cuales son nuestros deseos.

Las fiestas navideñas y de fin de año están llenas de este tipo de tradiciones. En mi caso siento que es energía y entusiasmo que se va acumulando día a día para proyectar un año nuevo maravilloso. El entusiasmo y la unión de afectos es maravilloso porque se junta más energía positiva y amorosa y crear desde allí es fantástico. Así que aquí te cuento algunos de los rituales que practico.

El 21 de Diciembre, día del espíritu de la Navidad.

Esta fecha tiene una significación especial, porque coincide con el solsticio de invierno. Cada cambio de estación mueve una energía particular, y la del 21 de diciembre es de buen augurio como el preludio a la Noche Buena. Se asocia con la apertura de un ciclo de energía brillante, como un regalo especial del Universo que propicia el impulso hacia lo que deseamos. El propósito de este ritual es conectar con esa energía para pedir deseos.

Este día nos reunimos con la familia y es una anticipación a la fiestas navideñas. Antes de la cena o merienda, que se hace con lo que cada uno trae, escribimos unas cartas. En estas imaginamos y plasmamos la mejor vida posible para nosotros a nivel individual, nuestras familias y afectos, país y mundo. Comenzando por el mundo hasta cerrar más el círculo y describir lo que queremos para nosotros. Y siempre comenzamos cada una de las peticiones que le hacemos al Maestro Natividad (que no es más que la energía de Navidad) diciendo Gracias, porque la energía que le ponemos a este ritual es la celebración anticipada y la certeza de que nuestras peticiones ya están respondidas. Usualmente ponemos velas y esencias de mandarina y también comemos mandarinas. Rezamos, agradeciendo todas nuestras bendiciones, las que ya tenemos -como esa reunión- y las que vienen.

Me encanta esa energía que hay en la casa donde celebramos este día, pues todos estamos unidos con la mejor intención y la alegría que nos une al imaginar cada uno de esos buenos deseos hechos realidad.

Navidad la mejor de las fiestas

Navidad viene de la palabra Natividad que significa Nacimiento. El simbolismo de estas fechas es recordar a través de la energía del ritual, el nacimiento de lo mejor y más puro de nosotros en nuestros corazones. Si bien hay intercambio de regalos, para nosotros Navidad es una conexión con el nacimiento de Jesús. Así que rezamos en frente al pesebre, siempre agradeciendo su presencia en nuestras vidas. En mi caso, ya que Jesús ha impactado tanto en mi vida, esta celebración está llena de significado.

Recuerdo su nacimiento tan humilde y cómo pudo transformar el mundo, así que le celebro siguiendo sus enseñanzas, sintiendo tanto amor como me es posible.

Sentir es muy poderoso para manifestar.

A final de año, por lo menos en Venezuela, hay muchos rituales para atraer lo mejor del año nuevo. Comer doce uvas con 12 deseos al sonar las campanadas, comer lentejas para la prosperidad, vestir de un color específico, salir apenas comienza el año con maletas para los viajes, etc. Yo elijo algunos y sólo cuando lo siento, no todos los años es igual.

Sin embargo, sé -por mis estudios de física cuántica- que lo más valioso de todos estos rituales es la emoción que sientes cuando lo estás haciendo porque esa emoción produce una energía que atrae aquello que quieres. Por eso tu emoción en cualquiera de los rituales debe ser la alegría anticipada porque ya estas sintiendo que tienes eso que quieres.

Actuar es clave para hacer realidad lo que pediste en las fiestas.

Dejarnos llevar por el entusiasmo de las fiestas, dedicando tiempo a estas ceremonias es bueno porque ponemos enfoque y energía en nuestros deseos. Pero hacen falta dos ingredientes muy importantes para materializar aquello que has puesto en cualquiera de estos rituales: sostener la energía y actuar coherentemente.

Sostener la energía significa que eso que plasmaste en tus deseos, lo visualices todo el tiempo necesario hasta que se materialice. Sentir entusiasmo e imaginar que vives como quieres dos o tres días al año, o durante estas fiestas, no es suficiente. Debes mantener tu enfoque en aquello que deseas, porque si no los rituales sólo serán un grato momento de las fiestas navideñas.

El otro elemento indispensable es que actúes. Es verdad que somos seres poderosos, capaces de colapsar la materia como se ve a través de la física cuántica. Sin embargo, aún es necesario tomar acciones coherentes. Por ejemplo, si quieres un nuevo trabajo, además de agradecerlo en tu ritual e imaginarte que estás ya en ese maravilloso trabajo que quieres, si no entras a portales de empleos, o si no acudes a entrevistas laborales, difícilmente lograrás ese cargo que quieres.

Así que ya sabes, llena estas fiestas de tantos rituales como quieras, pero junto a ellos, haz en tu corazón y comportamiento la parte que te corresponde para poder hacerlo realidad. Recuerda, creas tú, no el ritual.

Deseo lo mejor para ti.

Imagen de Free-Photos en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: