Running: ¿Para todos?

Running: ¿Para todos?

El running tiene tiempo de moda y cada vez gana más adeptos. Las carreras también están de moda y se han convertido en una excelente vía para recaudar fondos para causas benéficas. Y aunque muchos quisiéramos sumarnos a esta moda saludable, la realidad es que ninguno deberíamos hacerlo sin antes conocer, por lo menos, lo básico de esta actividad.

Correr es un deporte solitario. Aunque muchos corredores se agrupan en clubes, participan en competencias multitudinarias y comparten sus rigurosos entrenamientos, la realidad es que cuando corres, especialmente grandes distancias, sólo estás contigo; con tu mente, con tus miedos, con tus límites, con tu dolor.

Por eso necesita tanta preparación. Nadie más que tú luchará por lograr la marca que te has impuesto o por vencer la que ya lograste. Aunque muchos te esperen en la meta, aunque varios corran a tu lado y te impulsen, solo tú, tu resistencia, tu decisión, tu disciplina, te llevarán hasta el final.

Físicamente hablando, participar en una carrera amerita tener una buena condición cardiovascular y pulmonar. Incluso para un corredor entrenado, chequear la salud de su corazón es fundamental para evitar la muerte súbita. La edad y el peso también son factores a considerar cuando se decide correr o participar en una carrera, porque el running puede ocasionar lesiones en las articulaciones de las piernas; principalmente en las rodillas.

Es fundamental realizarse un chequeo médico antes de iniciar este tipo de entrenamiento. No te dejes llevar por los casos de personas excepcionales, que corren pese a no cumplir con los requisitos mínimos; ellos siempre están monitoreados por un equipo médico que pueda atender cualquier eventualidad.

Mentalmente, el corredor también necesita preparación. El famoso entrenador, corredor olímpico, articulista y escritor, Jeff Galloway, recomienda dividir esa gran aspiración en pequeños pasos que sea posible concretar. Así que, cuando vayas a correr un maratón, debes dividir la distancia en pequeñas secciones de 5 o 7 kilómetros, atacar cada una por separado y repetir continuamente en tu mente pensamientos positivos y automotivantes: me siento muy bien, lo estoy haciendo genial, hoy es mi gran día, etc. Además, dice Galloway, al acostarse, por la noche, repetir esos pasos mentalmente una y otra vez, visualizándose logrando la meta, también es de gran utilidad.

En cuanto al entrenamiento físico, el fisioterapeuta y entrenador personal Glen González, da las siguientes indicaciones: “Para las primeras semanas, es recomendable que los corredores principiantes alternen tramos corriendo y tramos caminando. Corra un minuto y camine otro minuto, así sucesivamente hasta hacerlo 10 veces en 20 minutos aproximadamente. Con esta serie de cambios – alternando carrera y marcha – nuestro cuerpo se acostumbra a los cambios de tensión y, en unas pocas semanas, podrá correr durante 30 minutos sin ningún problema“.



Deja tus comentarios aquí: