¿Sabías que hay dos tipos de sudor?

¿Sabías que hay dos tipos de sudor?

No permitas que el estrés te traicione. El sudor por nervios puede hacer que tu ropa huela mal, incluso con un olor peor al de las prendas de vestir que usas en el gym.

¿Cuándo es normal el sudor?

Si estás en una clase de spinning o hacen 40º a la sombra, vas a transpirar. Eso es porque nuestro cuerpo está cubierto por millones de glándulas ecrinas, que son como pequeños tubitos en espiral conectados a la superficie de la piel, que liberan el sudor para ayudar al cuerpo a bajar su temperatura. “Cuando el agua de la transpiración se evapora, te refrescas”, según destaca el dermatólogo Sergio Escobar, miembro de la Academia Americana de Dermatología. Este es el sudor normal.

También existe el sudor por estrés. Cuando estamos nerviosos por una reunión de trabajo, por ejemplo, se activan las glándulas apocrinas, que se localizan en zonas ricas en folículos capilares como las axilas y las áreas genitales, y son expulsadas por la adrenalina y emociones como el miedo, el dolor o la ansiedad. Según el dermatólogo Sergio Escobar, esto está relacionado con una estimulación autónoma que la persona no puede controlar.

El sudor por sí solo no tiene olor, pero cuando las glándulas sudoríparas están comprometidas con una proliferación bacteriana, aparece el mal olor. Mientras que la transpiración normal es agua en un 99 %, la sudoración por estrés es una mezcla de lípidos y proteínas; dicha mezcla atrae las bacterias, y cuando colisionan se produce el mal olor.

Es posible controlar el mal olor que produce la sudoración por estrés. Como ya sabemos, al aplicar antitranspirante, su protección dure varias horas. Sin embargo, si pasas todo el día en la calle, la recomendación es llevarlo en la cartera para un oportuno retoque.

También es una buena opción que apenas llegues a casa, sobre todo si has tenido un día muy agobiante, te metas a la ducha, y así eliminas todas las bacterias, te refrescas y te relajas.

Otra opción que a veces no tomamos en cuenta es la ropa. Vestirnos acordes con la ocasión es muy importante. Las prendas de algodón son las mejores para evitar que la transpiración se adhiera a la piel. Además, también puedes elegir colores oscuros, el sudor se nota menos en algo negro o azul marino.

Ahora bien, en el gym o haciendo ejercicios, puedes sudar todo lo que quieras, ya que trae increíbles beneficios para nuestra salud y bienestar: elimina toxinas, limpia la piel, normaliza la presión arterial, ayuda a la relajación muscular y psíquica, aumenta la circulación sanguínea. Mantente fresca en el trabajo y sácale provecho durante el ejercicio.



Deja tus comentarios aquí: