¿Sabías que la histamina influye no solo en las alergias, sino también en el trastorno del espectro autista?

¿Sabías que la histamina influye no solo en las alergias, sino también en el trastorno del espectro autista?

Las personas que se encuentran dentro de los TEA (trastornos del espectro autista) suelen presentar diversas manifestaciones gastrointestinales y en otras partes del cuerpo. Las actividades que ocurren en el intestino afectan directamente la función cerebral; muchas veces estas afectaciones son ocasionadas por el aumento de una sustancia llamada histamina.

La histamina es una sustancia muy importante dentro del organismo. Cuando se encuentra en las proporciones adecuadas, tiene diversas funciones:

1. Tiene la capacidad de regular la actividad del sistema inmunológico; protagoniza reacciones inflamatorias alérgicas mediadas por el anticuerpo IgE. Los populares antihistamínicos bloquean los receptores en los mastocitos para evitar que se produzca la liberación de histaminas.

2. Actúa en el sistema digestivo, debido a que tiene la capacidad de estimular la producción de ácido clorhídrico para la digestión de los alimentos a nivel estomacal. Los populares antiácidos, propiamente, los inhibidores de la bombas de protones se enlazan a las células parietales del estómago para la disminución de la secreción del ácido.

3. Se encuentra en el sistema nervioso y actúa como neurotransmisor para la regulación en el ciclo de vigilia-sueño, es por eso que los antihistamínicos también  producen sueño.

Pero si esta sustancia tan importante llega a aumentar exageradamente, tu hijo estará bajo un grave proceso inflamatorio. Si tu hijo presenta muchas alergias, intolerancias y/o sensibilidades alimentarias, fuertes problemas intestinales como distensión abdominal, diarrea frecuente, dolores estomacales, fuertes dolores de cabeza, e incluso alteraciones en el sueño, entre otros, te recomendamos que evalúes los niveles de histamina; seguramente ella se encuentra elevada y reaccionado en su organismo.   

Esta sustancia se eleva debido a:

1. Exponer el cuerpo ante alimentos enemigos, infecciones y otros tóxicos ambientales que activan la producción de histaminas como respuesta al proceso inflamatorio.

2. Alteraciones en los mastocitos, células del sistema inmunológico que hacen que se segreguen en mayores concentraciones.

3. Una alteración genética en una enzima llamada HNMT (histamina metil transferasa) que se encarga de metilar la histamina a su forma activa.

4. Deficiencia en una enzima llamada DAO (diamina oxidasa) que degrada las histaminas.

5. El consumo excesivo de alimentos altos en histaminas.

Si tu hijo está haciendo un plan nutricional adecuado, pero aún no notas las mejorías deseadas, es importante que identifiques las demás causas, entre estas, los altos niveles de histamina, y así seguir atacando el problema de raíz. Frecuentemente, muchos de nuestros pacientes han presentado disminución de la enzima DAO, es por ello que para los niños con TEA e histaminas elevadas, hemos diseñado un protocolo nutricional 3R de inmunonutrición especial para tratar esos síntomas.

La primera R de nuestro protocolo consiste en remover:  

1. Remover alimentos enemigos, es decir, aquellos que está comprobado que causan reacciones inmunológicas, inflamación, intestino permeable y cerebro permeable en niños con TEA. Estos alimentos generalmente son: gluten (trigo, cebada, centeno, avena; incluso maíz y arroz), caseína (lácteos de todo tipo), azúcares y edulcorantes, aditivos, conservantes y colorantes, soja, levaduras y pescados grandes de mar y cualquier otro alimento que cause sensibilidad, alergia e intolerancia y así personalizar 100 % el plan de alimentación.

2. Remover, en lo posible, alimentos que sean ricos en histaminas, que estimulen mucho más su producción y aquellos que bloqueen la actividad de la enzima DAO. Ejemplo de estos alimentos son: vegetales como berenjena, espinacas, coles fermentadas o chucrut, champiñones o setas, tomates; frutas como piña, fresa, naranja, kiwi; proteínas procesadas y enlatadas; otros como alimentos fermentados frutos secos, vinagre de sidra de manzana, canela, vainilla, menta, bebidas fermentadas, caldo de hueso de pollo con más de tres horas de cocción.

La segunda R de nuestro protocolo consiste en reponer:  

1. Reponer con alimentos amigos que tu hijo tolere adecuadamente, que no causen daño intestinal e intestino permeable y que no sobreestimulen su sistema inmunológico, es decir, que no causen sensibilidades alimentarias y alergias. En general, debemos incluir en su alimentación alimentos orgánicos: vegetales, grasas, proteínas, y carbohidratos (vegetales con almidón, tubérculos, leguminosas, y frutas).  

2. Reponer con alimentos bajos en histaminas. Por ejemplo, vegetales como pepino, acelgas, zanahoria, chayote, etc. Frutas como mango, melón, sandía, etc. Proteínas naturales, orgánicas y no fermentadas.

3. Para dar apoyo al organismo puedes reponer con suplementos que contienen la enzima DAO, para ayudar a procesar y metabolizar la histamina de los alimentos.

4. Reponer con suplementos que reactiven el ciclo de metilación.

La tercera R de nuestro protocolo consiste en recuperar:

Al remover alimentos enemigos y reponer alimentos amigos se lograrán bajar los niveles de histamina en sangre, bajar la inflamación, controlaremos esos graves problemas intestinales, entre otros síntomas. Debemos mantener un protocolo de este tipo por al menos tres a cuatro meses para así poder ver los resultados en tu hijo.

Debemos enfocarnos principalmente en sanar el intestino de tu hijo, esto a través de la inmunonutrición para finalmente sanar su cerebro y recuperar su salud.

Si deseas conocer más información sobre el tratamiento paran niños con TEA dale clic aquí.


Referencias bibliográficas

·Dra. Lenys González, Manifestaciones gastrointestinales en trastornos del espectro autista, Linca ORG. SF.

·Yasmina Ykelenstam,  Histamine Intolerance Symptoms, web site: healinghistamine.com

·Yasmina Ykelenstam, Autism Spectrum Disorders Linked To Mast Cell Activation, web site: healinghistamine.com



Deja tus comentarios aquí: