¡Saborea la música!

Ya sabes que el saboreo es una de las estrategias que recomienda la psicología positiva para incrementar la felicidad. Hoy vamos a hablar de cómo saborear la música.

La música que nos gusta tiene una influencia muy poderosa en distintos niveles, emocional, mental y hasta físico. Entre otras cosas, nos transporta a lugares que nos agradan. La música estimula el cerebro. En experimentos con estudiantes, les colocaron temas de Mozart mientras estaban respondiendo preguntas de un examen, el resultado fue que rindieron mucho mejor teniendo esas notas de fondo. La música tiene efectos positivos a cualquier edad.

Saborear la música es mucho más que simplemente escucharla en una fiesta o con unos audífonos. Es disfrutar al máximo tus autores favoritos, los que más te gustan, lo que te gustan un poco o que te parecen, no, solo los que máximo ese instante en que estamos conectados con el placer que ella produce.

Te recomiendo que todos los días dediques por lo menos una media hora a disfrutar de este placer, de esta manera se convertirá en un rito de disfrute, que te vas a regalar. Es un momento que te dedicas a ti.

Primero realiza una selección de tus 25 temas favoritos, los que más te gusten. Ahora colócalos en tu equipo y vete a un lugar tranquilo, trata de estar en total relajación, minimiza el resto de tus sentidos y céntrate solamente en el sentido del oído. Apaga las luces, elimina distractores como teléfono, internet, radio, televisión, chicos o cualquier ruido externo que pueda sacarte de tu concentración. Cierra los ojos y comienza a escuchar la música. Trata de percibir cada instrumento, cada melodía, cada voz… Siente el ritmo en tu cuerpo, lentamente, inúndate de esa sensación de placer. Percibe cada mínimo detalle, disfruta la intensidad del sonido, imagina y visualízate, como si fueras parte de esa cadencia, tocando ese instrumento que tanto te gusta, o cantando con esa voz que disfrutas tanto. Percibe esa sensación de ser parte de la música. Ahora la experiencia es mucho más intensa. ¡Entrégate al placer, estando totalmente presente para disfrutar el momento!

TIP. Escucha música y alégrate

Un 92% de las personas mejoró su estado de ánimo hacia uno más positivo al escuchar la música de su preferencia. Estimulación y felicidad fueron las reacciones más usuales.

Hakanen 1995

 



Deja tus comentarios aquí: