¡Sacúdete el cansancio!

¡Sacúdete el cansancio!

Sin dudas, vivimos tiempos agitados y cambiantes, muchas veces estamos llenos de responsabilidades y pendientes que sentimos que el tiempo no nos alcanza. Al final del día, nos damos cuenta que tenemos un montón de cosas dando vueltas en nuestra cabeza y un enorme cansancio que no podemos apartar.

Aunque parezca una tarea imposible, pequeños ajustes a nuestros hábitos podrían ayudarnos a enfrentar cada día con mayor nivel de energía. Aunque la falta de sueño siempre es la primera causa en la que pensamos cuando estamos agotados, nos encontramos esta lista con esas cosas que debes hacer, o dejar de hacer, y que influirán para tener un mejor estilo de vida.

  1. Ejercitarte: Si estás comenzando una actividad física es normal que los primeros días el cansancio te afecte, sin embargo, una vez tomes el ritmo y lo hagas parte de tu rutina será una de las mejores fuentes de energía, mientras cuidas tu cuerpo y mejoras tu figura. Además, dependiendo de dónde hagas ejercicio, podrás socializar con otras personas.
  2. Tomar agua: Nuestro cuerpo está compuesto en su mayoría por agua, por lo que la deshidratación incide en su rendimiento. Tomar suficientes líquidos, especialmente agua, también te ayudará a mantener el cansancio de lado.
  3. Consumir hierro: La falta de este elemento provoca que haya menos oxígeno en los músculos y las células, por lo que tu cuerpo se sentirá más pesado y lento, además de aumentar el riesgo de anemia. Cuida que en tu dieta diaria no falten las come carnes magras, granos, huevos, vegetales de hojas verde oscuro, y semillas.
  4. Nadie es perfecto: Afanarse en la perfección solo produce un nivel de cansancio mental que también se refleja en el funcionamiento de tu cuerpo. Traza metas realistas, pero también tomando en  cuenta de que muchas cosas se nos escapan de nuestras manos y no todo saldrá de acuerdo al plan. Siéntete contento con cada logro, cada avance, cada mejora. De igual forma, evita ahogarte en un vaso de agua: no te enfrasques en lo que pasó, y tampoco le des vueltas a todas los hipotéticos caminos en el futuro. Enfócate en trabajar solo por el camino que quieres seguir, conociendo tus habilidades y tus límites.
  5. Tu alimentación es tu gasolina: Saltarse alguna comida o comer muy a menudo “fast food” o comida chatarra sin dudas que aumentará tu nivel de cansancio. Nuestro cuerpo necesita alimentarse bien y consumir todos los nutrientes para poder funcionar. Aprovecha cada comida para consentir a tu cuerpo y como un placer que involucra saborear, oler, sentir las texturas y sentirte bien contigo.
  6. A veces tenemos que decir NO: Intentar complacer a todo el mundo siempre nos deja cansancio y frustraciones. Te sobrecargas de tareas, debes intentar agradar y quedar bien con todos, nunca tienes tiempo para disfrutar en casa, con tu familia, tus amigos, o contigo mismo. Jim Carrey nos da una lección sobre esto en su película Yes, Man o Sí, Señor en español.
  7. Un poco de orden: En la casa, en la oficina, en el carro… Tener cada cosa en su lugar hará que debas dedicar menos tiempo (y paciencia) a tratar de encontrar algo que necesitas. Además, son muchos los expertos que han coincidido que un ambiente organizado mantiene la mente más concentrada y centrada.
  8. Trabajas en vacaciones: Las vacaciones son el momento perfecto para descansar y recargar las baterías, para renovar tus ideas, aliviar tus pensamientos, son un momento para disfrutar y divertirte. Intenta desconectarte de la oficina y de tus responsabilidades cotidianas, de lo contrario, volverás como si nada hubiese pasado.

¿Conoces algún otro truco para disminuir el cansancio? Compártelo con nosotros y nuestra comunidad en Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: