¡Sankalpa! y tu deseo se hará realidad

¡Sankalpa! y tu deseo se hará realidad

Al terminar la practica de Yoga, nos encontramos en un estado meditativo de relajación, el cual se alcanza cuando nuestra mente consiente se disocia de los estímulos externos que captan nuestros sentidos, somos capaces de percibirlos sin emitir juicio, alcanzamos a silenciar el diálogo interno, sentimos que estamos dormidos, cuando en realidad estamos en un estado “Nidra” en el límite entre el sueño y la vigilia.

Basándonos en principios de Neurociencia, al entrar en estado mental Alpha o Nidra  (estado de sueño con plena lucidez) podemos acceder a nuestro subconsciente o mundo interior, a nuestro estado mental más profundo y limpiar los condicionamientos de la mente que nos hacen ver el mundo según nuestras creencias y no como es en realidad.

Es en ese momento de sueño lúcido cuando tenemos el poder de instaurar nueva información positiva en nuestro subconsciente cambiando nuestro sistema de creencias para  nuestra evolución  espiritual y crecimiento personal, creando nuevos surcos neuronales, logrando así cambio de hábitos, nuevos modos de reaccionar y hasta una mejor autoestima. Es decir podemos utilizar el final de nuestra sesión de Yoga para reprogramarnos.  Suena genial ¿verdad? pero… ¿cómo lo hacemos?

Todo esto se logra a través de un “SANKALPA” (palabra en sanscrito que significa intención, propósito, determinación). Un Sankalpa no es más que una frase corta y positiva que funciona como receptáculo de la energía emanada en tu práctica para ser utilizada con una intención, ya sea para mejorar algún aspecto de tu vida, cambiar algún hábito, o materializar cualquier deseo. Por ejemplo un modo sencillo de utilizar el Sankalpa para una persona que le cuesta despertarse en las mañanas su Sankalpa podría ser: “Me despierto todos los días enérgico, alegre y proactivo”. El propósito del Sankalpa es transformar nuestro patrón de vida de modo positivo. La idea es repetir la frase al menos 3 veces mientas nos encontramos en estado de Nidra y de esa manera es  recibida por nuestra mente consciente y subconsciente como una orden, convirtiéndose en una creencia y por ende en una realidad para nosotros. Se debe repetir la misma frase en cada práctica hasta lograr el cambio deseado.

Viéndolo desde un punto de vista más holístico y religioso, en la cultura Hindú, existe la creencia de que la practica Yoguica de Asanas es una ofrenda a los Dioses, en especial a Surya (Dios del Sol) a quien se le hace reverencia con las Salutaciones al Sol al comienzo de cada sesión de Yoga. Se dice que en la luz de Surya se encuentran las otras 72mil deidades del Hinduismo.

Al ser la práctica de Yoga considerada una ofrenda a los Dioses, ellos te bendicen otorgándote a cambio cualquier cosa que quieras lograr o tener, esta es otra forma de Sankalpa, el método para pedirlo es muy sencillo, simplemente en el momento del cierre de la sesión de yoga cuando te encentras en postura de loto o medio loto con las manos en el pecho en forma de oración, puedes pedir tu deseo. Aunque debo advertirte que hay ciertos códigos éticos que deben ser cumplidos, como que tu deseo sea siempre positivo y para hacer el bien. Es por eso que en muchas prácticas como la de Ashtanga se recita un mantra al finalizar la práctica que no es más que un Sankalpa donde se pide paz para todos los seres del mundo. Es decir, dedicas toda la energía emanada de tu práctica a ese fin en particular. Así como pides paz para el mundo puedes pedir un deseo personal, y repetirlo en cada practica hasta que se cumpla. Una vez que esto ocurra puedes cambiar a otro deseo.

Otra forma de realizar este trueque energético es haciendo 108 salutaciones al sol; siempre que hagas 108 saludos al sol seguidos, hazlos con una intención y te aseguro que se te cumplirá lo que pidas. Mantente enfocado durante la práctica en tu intención, ya que tus salutaciones al sol serán un receptáculo de energía y el hecho de colocarles una intención las hace poderosas, toda la energía producida en tu practica traerá a tu vida eso que tanto deseas. Hace poco más de un año hice 108 salutaciones al Sol deseando tener mi programa de tv sobre Yoga  con la intención de expandir la enseñanza, y a la semana siguiente me llamaron para tener un segmento de Yoga en el magazine matutino de la Tele “Lo que ellas quieren”.  Si la fe e intención que depositas en tu Sankalpa es lo suficientemente fuerte como para hacer 108 Saludos al Sol, de seguro que el Universo conspirará y tu deseo se te hará realidad.



Deja tus comentarios aquí: