Se acabaron las vacaciones ¿Cómo retomamos la rutina en casa?

Se acabaron las vacaciones ¿Cómo retomamos la rutina en casa?

Como mamás las vacaciones siempre son un momento de relax, aunque hay varias cosas que nos ocupan el tiempo, los horarios estrictos y las estructuras cuadradas no están en nuestra lista de prioridades. Así que cuando se acaban las vacaciones y nos toca retornar a la rutina las cosas se pueden complicar.

Con la pandemia el quehacer diario ha cambiado bastante, los niños están en casa y debemos incluir en la programación dedicarles tiempo a los niños para apoyarlos con sus estudios, además de trabajar desde casa, ocuparnos de la comida, las compras y un largo etc.

En casa soy la que organiza, pone y dispone, ojo no estoy hablando de que mi casa está pulcra todo el día y que las cosas están en su lugar en todo momento, no, me refiero a otro tipo de organización, soy como una gerente del hogar, jejeje, por eso espero que con estas sugerencias puedas retomar la rutina con un poco más de control.

Toca levantarse temprano: no esperes al primer día de cole o de trabajo para que los niños se despierten temprano, inicia al menos unos 3 días antes la práctica de levantarse más temprano.

Los útiles en su lugar: este es el momento más adecuado para que ellos revisen que sus cuadernos estén en buen estado, que no les falte ningún material de estudio y que verifiquen que no quedó nada pendiente para entregar en los primeros días de clase. Lograr que nuestros peques sean autónomos y responsables es un gran alivio para las mamás.

A nosotras nos toca organizar el horario del funcionamiento de la casa y la disponibilidad de dispositivos. En casa somos 4 personas que necesitamos usar la compu, el celular, trabajar, estudiar, etc. En vacaciones no hay tanto rollo, cada uno se conecta cuando puede y quiere, pero ahora que reinician la rutina escolar y laboral las cosas cambian. Así que toda la familia debe conocer los horarios de clases de los hermanos, las horas de comer, la prioridad de uso de los equipos, etc, es mejor que nosotras como adultos fijemos estos límites así evitamos conflictos con los chamos.

Otra cosa que podemos adelantar es la planificación del menú, es un fastidio estar cada día pensando qué vas a cocinar, pero si tienes un menú y además compras en función del mismo te ahorras tiempo y dinero y todo fluye más rápido. Claro puedes tener un par ases bajo la manga que te ayuden si algo pasa, me refiero a comida congelada , cereal para el desayuno o la cena, salsa de pasta, esto dependerá de los hábitos de cada familia, pero lo ideal es que tengas previsto que se va a comer cada día. En casa yo me planifico semanalmente, es lo que mejor me ha resultado.

Por último y no menos importante aceptemos que los imprevistos ocurren, pero hagamos una lista de cosas urgentes que hay que hacer ya, cosas que podemos delegar, cosas que debemos programar y tiremos al olvido las cosas que no importan y con esto en mano convirtamos a nuestra familia en un equipo.

Lo de supermamá pasó a la historia, es muy demandante y utópico, nuestra parejas, padres, hijos y todos los que vivimos bajo el mismo techo podemos tener asignado una lista de actividades, lo importante es informarlo con antelación y decirle al responsable lo que se espera.

¿Qué opinas de estas sugerencias para retomar la rutina después de las vacaciones? ¿Tienes alguna otra que pongas en práctica?

Foto de August de Richelieu en Pexels



Deja tus comentarios aquí: