Sé agradecido

La gratitud nos trae paz. En cambio, la ingratitud, las quejas, el inconformismo nos mantienen en un estado continuo de negatividad. Cuando estamos conectados con Dios sentimos alegría, estamos felices por la vida que tenemos, por la oportunidad que Dios nos da cada día de amar, de ser felices, de vivir, de que nuestra alma evolucione y de poder ayudar a los seres que amamos a evolucionar.

Hoy siéntete dichoso de estar aquí, en este momento, en este planeta, en esta dimensión, siéntete afortunado por respirar, porque tienes un cuerpo físico que permite a tu alma crecer y experimentar la humanidad, siente gratitud por cada parte de tu cuerpo y cuídalo, mímalo y quiérelo porque es tu templo; siente gratitud por tu inteligencia, por tu sabiduría interna, por experimentar tus emociones, siéntete feliz por ser parte de un todo, porque todos somos uno y UNO es DIOS.

Amate, quiérete, acéptate. No hay nada más valioso que , porque eres parte de este plan perfecto para la humanidad. No estás solo, nunca lo estás, siempre siempre legiones de Ángeles, Arcángeles y seres de luz de esta galaxia y de otras te acompañan, siempre estás acompañado por Dios Padre-Madre, creador del Universo y de la Tierra. ¡Hoy sé feliz! ¡Hoy vive, vive, vive!



Deja tus comentarios aquí: