Seis razones por las que la dieta no funciona

Seis razones por las que la dieta no funciona

¿Cuántos intentos de dietas llevas hasta ahora? Cada comienzo de año todos queremos bajar los kilos que nos ganamos con los desayunos, almuerzos, cenas y meriendas navideñas. Disfrutamos de todas las invitaciones que nos hacen en la oficina y con la familia, y no escatimamos en comer y beber todo cuanto nos sirven, para luego escribir como encabezado en nuestra lista de propósitos de año nuevo “bajar de peso”.

Tal vez la razón sea esa, que decimos qué queremos, pero no cómo lo lograremos. No existe una forma mágica de adelgazar; lo que sí existe son herramientas claves, hábitos saludables y determinación a tener un estilo de vida sano que te permita pecar y luego redimirte compensando lo que hiciste.

No se trata de dejar de comer, sino de saber comer, además de tomar conciencia de que debemos incluir rutinas que nos ayuden a llevar una vida sana, como por ejemplo: hacer ejercicios, no fumar y consumir lo menos posible bebidas alcohólicas. ¿Te parece complicado?, entonces, tal vez la premisa no deba ser bajar de peso, sino estar saludables, de esa manera podemos abarcar más aspectos que son importantes como el descanso, el ejercicio, la diversión y la nutrición. Así armaremos un esquema diverso y fuera de la rutina que es lo que a veces nos agobia y nos desmotiva ¡En la variedad está el gusto!

Nuestra manera de pensar sobre las dietas es lo que muchas veces nos limita. Es por eso que la mayoría de las veces no funciona: Echa un vistazo a estas razones y reflexiona por un momento.

  1. Piensas en términos de “todo o nada”: Cuando comenzamos con un algún tipo de régimen alimenticio, si no bajamos los kilos que deseamos pronto, la dieta no sirve.
  2. Suspendes sin consultar el consumo de uno o varios alimentos: Este es uno de los errores más comunes, nos dejamos llevar por lo que cualquiera nos dice.
  3. Ignoras tus características y necesidades personales: Te sumas a cualquier dieta de moda como la de la piña o la manzana, sin tener idea de cómo puede afectarte.
  4. Cuentas más calorías que alegrías: Hasta te descargas una app para estar segura de los puntos que debes dejar de comer al día.
  5. Consumes productos basados en etiquetas: De esos que son supuestamente bajos en grasas, libre de gluten, etc.
  6. No haces ejercicios.

Seguro te sientes identificada con estos puntos. Todos hemos pasado por el desespero de bajar de peso porque la ropa no nos queda o porque vienen las vacaciones y hemos perdido el “cuerpo de playa”.

Lo más importante en este caso es que si te cuesta bajar de peso, y siendo honestos no llevas un dieta saludable, comes todo lo que te provoca y además llevas una vida sedentaria, tienes que visitar a un especialista que te ayude a comprender, y juntos puedan evaluar cuál es el mejor régimen de alimentación para lograr tu peso saludable. Siempre debe tratarse de tener una vida sana antes que un “cuerpo de playa”. Un estilo de vida saludable implica buena alimentación, ejercicios, descanso y diversión. Estas son las claves para una vida en equilibrio.



Deja tus comentarios aquí: