Sentido crítico

Es la habilidad que uno adquiere para razonar, resolver problemas y tomar decisiones. Es pensar con lógica y preguntar para encontrar la mejor explicación para un tipo de situación o hecho. Hacer con que un niño tenga un pensamiento crítico debe ser responsabilidad de los padres y educadores. Los niños no deben heredar los pensamientos ni las opiniones de los padres. Pueden considerarlas, pero ellos deben tener su propio pensamiento. ¿Cómo conseguirlo?

Existen algunos ejercicios que pueden inducir la capacidad de los niños de tener un pensamiento crítico. Es más, son especialmente necesarios que sean empleados durante la infancia ya que cuanto más mayor nos hacemos, más difícil será para ellos adquirir el sentido crítico. Para estimular el pensamiento crítico en los niños, es necesario que consideremos algunas cositas:

1- Los padres son los grandes maestros en el tema, el ejemplo a seguir por los niños.

2- Cuando los niños hagan alguna actividad en casa o fuera de casa (un campamento, una manualidad, lectura de un libro, juegos), cuando la termine, pregúntele su opinión sobre ella, es decir, qué le ha gustado y que no.

3- Anima a los niños a jugar con preguntas y respuestas. Hay juegos de asociación para que los niños relacionan imágenes y texto. Ejemplo: juegos de fichas sobre la naturaleza, animales, colores, etc.

4- Estimula a tu hijo a leer de todo: libros, revistas, periódicos… y ejercita su comprensión. Tras la lectura, preguntarle qué ha leído y si está de acuerdo con lo visto.

5- No dejes a los niños sin respuesta. Hay una edad en que ellos son muy curiosos e insistentes con los porqués. Si no sabes o no puedes contestarla al momento, dile que lo hará luego, pero jamás les deje sin respuesta hay respuestas a muchos de los porqués de los niños.

6- Enseña a los niños a identificar formas, colores, tamaños, etc., pidiéndoles por ejemplo que identifiquen imágenes en una lámina. Con los niños más pequeños, se puede jugar a encontrar objetos en envases grandes.

Cuando los encuentren, pedirles que los describan.

En los últimos años, el poder de comunicación ha aumentado considerablemente en el mundo. Hoy podemos conocer un acontecimiento en el mismo momento en que ocurre. Todo eso ha influido en el sentido crítico de los niños.

Lo que intento hacer es abrirles bien los ojos, observar sus emociones y reflexiones, y fomentar su capacidad para comprender e interpretar cada acontecimiento.



Deja tus comentarios aquí: