Ser el protagonista

Ser el protagonista

Negar lo que sentimos nos vuelve víctimas desde el inconsciente además nos genera ansiedad, tristeza y miedo. Expresemos nuestros pensamientos, emociones y que aligeren el paso con la liviandad de ser nosotros mismos.

Nuestro cuerpo siente y se manifiesta con dolencias como dolor de garganta, trastornos digestivos, urticarias y afecciones del sistema inmunológico. Todo esto para ser escuchado y “grita” a través de la enfermedad. La tarea de todos los días es ser consciente de cada pensamiento y emoción para poder traducirlos y procesar así estar en sintonía con nuestro vivir. Saber lo que ocurre en nuestro interior y que sea congruente con la vida que queremos.

Se puede cambiar nuestra biología desde la consciencia, gracias a la neuroplasticidad, a través de pensamientos y emociones positivas formando Neurorredes que se traducen en hábitos saludables para un bien estar.

Negar el estrés es no vivir con atención plena, es dar curso a la vida hasta que ella nos detiene. Cuidemos nuestra mente, cuerpo y alma, es ser investigador de nosotros mismos. Es normal sentir tristeza, rabia y miedo, es parte de nuestra valía, es importante saber procesarlas y que permita al sistema inmune estar con sus funciones íntegras para defendernos de cualquier agresión.

Debemos buscar momentos de alegría y risas, ya que son de fácil contagio y tienen un gran poder para el sistema inmune, además ayuda a aligerar las cargas del alma. Tener una mano amiga en quien confiar puede motivar el entusiasmo con luz y esperanza en los momentos de oscuridad.

Existen muchas técnicas como estrategias para manejar el estrés y asumir el proceso de las emociones, entre ellas la meditación, mindfulness, yoga, la escritura expresiva hasta una caminata por la naturaleza.

La Psiconeuroinmunología (PNI) nos habla del efecto de la Relajación Muscular Progresiva y de su gran herramienta, la Imaginación Guiada, para reducir el nivel de estrés, regular la bioquímica, activar y reforzar el sistema inmune con cambios a nivel de nuestra biología, manteniendo la salud y el bienestar.

Con sólo 15 minutos de cualquiera de estas técnicas cada mañana establecerás contacto con tu sabiduría interior y en armonía comenzarás el día deseado para ser protagonista de tu salud y de tu vida.

Imagen de Juuucy en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: