Ser feliz para tu bienestar y el de los demás

Ser feliz para tu bienestar y el de los demás

Todo se trata de la energía. Sintonizar con la frecuencia de la realidad que deseas y quieres para ti es la llave para comenzar a manifestar esa realidad. La felicidad es algo que se da de adentro hacia afuera. En el momento preciso en el cual comprendemos que todas las situaciones que enfrentamos son para nuestro aprendizaje, y comenzamos a recibir y también a dejar ir, y entendemos que eso es parte de la vida, entonces, conectamos con la felicidad.

Cuando logramos esta conexión, comenzamos a vivir y a transmitir sentimientos de bienestar, confiando en que no todo es como queremos pero sí como debe ser. A veces nos enfocamos en el dolor, y eso nos causa un sufrimiento interminable. Más bien hay que trabajar en enfocarnos en la lección, ya que eso es lo que nos permitirá crecer y evolucionar.

Una manera esencial de conectar con sentimientos de bienestar es terminar el día en gratitud por todo lo vivido y reflexionando sobre aquello que nos toco aprender. Este también es el camino para recibir de la vida lo que tanto queremos, como felicidad, amor y abundancia.

Sentir calma y confiar en el proceso también nos brinda bienestar, confiando en que todo llega a su tiempo y que la realidad tal cual se nos presenta es una buena oportunidad aunque no lo parezca. Para conectar con la felicidad hay que ser honesto no solo con el otro, sino con uno mismo, asegurarnos siempre de que aquello que hacemos nos hace felices y no representa un sacrificio doloroso, porque todo lo que damos, se nos regresa.

Cómo hacemos sentir a las demás personas dice mucho de nosotros mismos. Esta es la razón fundamental para amar la vida y dar siempre lo mejor de nosotros hacia los demás. Se trata de compartir, de amar y de retirarse cuando es necesario.

Si estás en un momento de tu vida en el que no logras conectar con sentimientos de bienestar, es hora de hacer algunos cambios. Puedes comenzar a revisar qué es lo que está robando tu paz, qué afecta tu felicidad y autoestima, y suéltalo para que puedas borrar el conflicto y los temores, cerrar el ciclo y avanzar. Agradece y confía en que todo fluirá de la manera más conveniente para tu evolución y felicidad. Ser feliz es una elección y un propósito de vida.



Deja tus comentarios aquí: