Ser vegano: ¿moda o un estilo que llegó para quedarse?

Aunque Hipócrates en su tiempo dijese: “Sea el alimento tu medicina y la medicina tu alimento», no es hasta hace muy pocos años que hemos iniciado un camino hacia lo saludable, tomando conciencia de la importancia de la alimentación en nuestra vida.

En el caso de aquellos que hemos optado por una alimentación vegetariana o vegana, se nos cuestiona desde qué comemos, de dónde obtenemos los nutrientes, sin dejar a un lado, la pregunta que con mayor frecuencia se nos hace: ¿y de dónde obtienes las proteínas?

En el caso de las proteínas, por lo general, las personas se sorprenden al conocer que las necesidades que se requieren para formar, mantener y reparar los tejidos del cuerpo son incluso menores de las que consume una persona no vegetariana promedio y como ejemplo de su fuente tenemos: hongos, cereales y los frutos secos.

Afortunadamente, cada vez se desmitifica muchas dudas y preguntas y quienes por distintas razones han optado por una alimentación de origen vegetal, encuentran mayor información sobre cómo incursionar en el proceso de transición de una alimentación de origen animal a un estilo vegetariano (no consumen carnes, pero sí productos derivados como lácteos y huevos) y vegano (estrictamente vegetal), y es eso precisamente lo que ha permitido que cada vez más personas se muestren interesadas en informarse y considerar la repercusión para el organismo, cuando lo que motiva es una cuestión de mejorar el estado de salud.

Bajo esa premisa, ya son muchos establecimientos a nivel mundial que han adoptado, de a poco, incluir en su propuesta, un menú vegano, quedando cada vez más olvidadas las clásicas ensaladas como única opción a la hora de comer fuera de casa. Tal es así que grandes cadenas de comida rápida se han sumado a esta iniciativa, y cada vez se exhiben con mayor frecuencia, mercados y ferias saludables donde se ofrecen una variedad de alimentos, una gran cantidad de ellos elaborados por emprendedores que aprovechan estos espacios para dar a conocer el resultado de su creatividad para un público que agradece no solo adquirir nuevos productos, sino la repuesta oportuna a muchas de sus interrogantes.

En algunos países latinoamericanos, se empiezan a discutir propuestas que apuestan por una política de salud enfocada en la alimentación, que promueven la inclusión de menús vegetarianos y veganos, unos más otros menos, pero con un alcance que llega hasta las cantinas escolares. ¿Y tú qué opinas?



Deja tus comentarios aquí: