Si el mundo fuera perfecto…

¿Quisieras vivir en un mundo ideal? Te tengo una noticia: ese mundo no existe… al menos no como lo imaginas. Porque si el mundo fuera perfecto, bueno, no sería este mundo.

Muchas personas suelen comentarme que al leer Inspirulina pareciera que entran en otra dimensión, algo así como un espacio donde todo es paz y amor. Como editor ejecutivo no puedo sino sonreírme, porque si bien esta plataforma la estamos construyendo como un espacio de inspiración para vivir mejor, la verdad es que todo no es tan apacible y amoroso como lo pintan.

¿A que me refiero? A que no nos escapamos de la realidad con la intención de crear otra distinta. O dicho en otras palabras, que vemos la realidad en toda su complejidad y la reconocemos como tal. Sin darle la espalda. Lo que sucede (y es lo que queremos compartir contigo) es que podemos relacionarnos con esa realidad de otra manera. De una forma más positiva, armónica y compasiva. Sin engaños o falsas ilusiones.

Porque hoy en día no hacen falta recetas mágicas o fórmulas secretas para un auténtico bienestar. Lo que necesitamos es información práctica y conexión con otras personas que están en la misma búsqueda personal.

¿Qué es esto de la búsqueda personal? No lo sé ¿qué es para ti? Podría ser el nirvana, el amor, el éxito profesional, el cariño de tus hijos, la tranquilidad en el trabajo, la salud… cada quien tiene su camino. Y por lo general no es siempre cuesta abajo.

Así que olvídate del mundo perfecto, y al contrario, dale la bienvenida al mundo en el que vives. Que si te lo tomas con una dosis de Inspirulina, seguro que lo disfrutarás más. Te lo digo por experiencia propia: en esas tardes cuando me encuentro refunfuñando (mi hija mayor lo llama grumpiness) hago lo posible por recordar que no solo importan los días buenos y que vivir es una práctica diaria para la cual nunca sobra un apoyo y unas palabras de inspiración.

¿No te parece?



Deja tus comentarios aquí: